Los dos policías santafesinos que resultaron heridos de arma de fuego durante el operativo continúan internados en el Hospital “Iturraspe” de San Francisco.

  El hecho sucedió apenas pasada la medianoche del viernes, cuando los efectivos de Policía de Seguridad Vial de Santa Fe intentaban controlar un vehículo Chevrolet Corsa.

  Sus ocupantes descendieron, comenzaron a disparar y se produjo un intercambio de disparos con los uniformados.

  Con los policías heridos, los malhechores robaron el móvil policial, una camioneta Volkswagen Amarok y se dieron a la fuga.

  Se inició un operativo cerrojo y a través del GPS, se detectó que el patrullero había ingresado al barrio Acapulco de Josefina, donde luego lo prendieron fuego.

Fuente: “La Voz de San Justo”.