El impacto económico y los consecuentes recortes en las estimaciones de producción de soja y maíz rondarían el equivalente al 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI) estimado por el Fondo Monetario Internacional para la Argentina.

  La sequía sigue haciendo estragos en la producción agrícola. La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) expuso este jueves un reajuste negativo de los pronósticos de la cosecha de soja y maíz. Los rindes de ambas oleaginosas se derrumbaron y se estima que será de 40 millones de toneladas para la soja y de 32 millones de toneladas para el maíz.

  La BCR presentó su estimación mensual en Expoagro, la exposición rural más grande del país que se realiza por estos días en San Nicolás.

  La exposición, que incluyó un análisis del impacto económico para la economía argentina a raíz de la sequía, estuvo a cargo de Cristian Russo, jefe de la Guía Estratégica para el Agro, y Emilce Terré, jefa de la dirección de Informes y Estudios Económicos de la BCR.

  Como consecuencia de la falta de precipitaciones, cae la proyección de producción de soja a 40 millones de toneladas, 6,5 millones menos que lo estimado en febrero. Para maíz se proyectan 32 millones de toneladas, 3 millones menos que lo previsto el mes anterior.

  Además, el impacto de la sequía significa una pérdida para la economía argentina de 4.600 millones de dólares, lo que equivale al 0,7% del PBI proyectado para el 2018. De ese total, 1.550 millones de dólares de pérdida son computables a los productores.

  “La ininterrumpida falta de agua que caracterizó al verano malograría poco más de un millón de hectáreas de soja”, indicó el informe.

  “A nivel provincial, las caídas que se estiman en los rindes en soja en estas últimas tres semanas son muy graves. Entre Ríos perdería casi 8 quintales y pasaría a 12,3 quintales por hectárea (qq/ha). Córdoba con 5 quintales menos, obtendría 22,3 qq/ha, por lo que quedaría con 10 quintales menos que el año pasado. Santa Fe pierde 3,1 quintales y se estima ahora con 27,5 quintales”, especificó la BCR.

  “También el maíz se ajusta con nuevos recortes. La estimación de producción pasa de 35 millones de toneladas a 32 millones de toneladas. En Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires se consolidan los mayores daños productivos. De todas formas, Santa Fe obtendría el mayor rinde provincial con 70 qq/ha de promedio”, consignó el reporte.

  “La sequía que sigue en curso ha sido más grave que la que se desarrolló durante la campaña 2008/09”, finalizaron los especialistas de la BCR.

Fuente: “El ciudadano web”.