En la provincia se perderían u$s 539 millones, equivalente al 20% de los u$s 2.668 millones proyectados en la región. Hace una década fue del 15%.

  Un relevamiento realizado por profesionales de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) estimó que las pérdidas en la producción de soja santafesina, a causa de la sequía, alcanzarían a u$s 539,23 millones, el 20 % de los u$s 2.668 millones que se perdería en el centro de la región agrícola (suma Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos).

  El trabajo, que presenta el “valor a riesgo” en mapas interactivos e incluye datos del impacto que tuvieron las sequías de 2008/09 y 2011/12, discrimina el daño potencial para el sector en todas las provincias productoras a nivel de departamentos.

  Así, General López, con casi u$s 99 millones de quebranto proyectado, encabeza el ránking de los distritos santafesinos más afectados. Se trata de la misma jurisdicción que, con un perjuicio de u$s 175,9 millones, lideró las pérdidas a nivel nacional en 2009. Este año esa lista la encabeza el departamento San Justo de Córdoba, con una pérdida proyectada de u$s 142,17 millones.

  Los datos fueron recabados por el Sistema de Evaluación de Pérdidas por Sequías e Inundaciones (SEPSI), del programa en Valuación de la Vulnerabilidad Socioeconómica de la FCE-UBA, con el soporte del Massachussets Institute of Technology (MIT). El economista Gonzalo Rondinone, mágister en Gestión de Riesgo Financiero, los dio a conocer a través de su cuenta de la red social Twitter.

  El SEPSI es un modelo que “proyecta la producción tendencial bajo un escenario de variabilidad climática normal, a partir de la cual se evalúan desviaciones extremas en los rendimientos o pérdidas de área que se condicen con eventos climáticos extremos, como sequías de nivel severo a extremo e inundaciones que afectan a grandes áreas”. El sistema también le asigna un valor a las pérdidas a partir de los precios vigentes, tomando incluso el efecto que la variación de cantidades pueda tener sobre la cotización del precio internacional.

   Según este modelo, el perjuicio para la producción sojera santafesina en el presente ciclo será menor a la ocurrida en 2008/09, cuando ascendió a u$s 729,92 millones. Sin embargo aquella vez la participación relativa de la provincia sobre la pérdida nacional, que habían sido de u$s 4.620 millones, alcanzó el 15,8 % del total (menor al 20 % actual).

  El trabajo también ofrece un cuadro con el “Ingreso Estructural” del sector sojero en al campaña anterior, que habría sido de s$s 3.385 millones en Santa Fe. Por lo tanto la reducción esperada este año equivale al 16% de lo facturado el ciclo anterior.