Un grupo de 50 autoconvocados expusieron la problemática ante el cuerpo legislativo, reclamaron mayores controles y una nueva reglamentación.

  Finalmente los vecinos de Sastre que denuncian fumigaciones ilegales en diferentes sectores de la localidad fueron recibidos por los concejales en la noche del martes. Allí expusieron sus problemáticas y exigieron mayores controles. Casualmente, ediles explicaron que estaban trabajando en una nueva reglamentación y que este jueves se iba a tratar en la sesión ordinaria. Unas 50 personas se convocaron para reclamar que se respeten las ordenanzas vigentes.

  Las normativas locales quedaron obsoletas. Con el paso del tiempo, la ciudad se fue expandiendo y la política no tuvo en cuenta esa situación aggiornarse a esa situación. Galpones dentro de la ciudad y una zona rural que quedó dentro del área urbana, provocaron desprolijidades que, sumado a la falta de controles, terminó explotando por los aires a lo largo de los últimos días. “El eje del encuentro giró en torno a los hechos ocurridos últimamente, donde vecinos denunciaron fumigaciones ilegales en diferentes sectores de Sastre. El grupo de representante de vecinos planteó sus inquietudes al cuerpo legislativo y le exigió hacer respetar las reglamentaciones vigentes, con la respectivas limitaciones para realizar las aspersiones”, le contaron a bumerangnews.com.

  Quienes se acercaron a la Sala Raúl Cragnolino reclamaron repensar la normativa. “La zona urbana se fue extendiendo y los límites entre esos lugares y la zona rural nunca se modificó, por lo que hoy se formaron barrios fuera de los límites establecidos y galpones que han quedado dentro de la ciudad”, indicaron.

  Lo llamativo fue que, de acuerdo a lo que explicaron ediles, venían trabajando en un proyecto de ordenanza y, casualmente, se iba a presentar este jueves. “Nos plantearon extender los límites de fumigaciones, exigiendo mayores controles”.

  Mañana, en la sesión pública y abierta para todo público, el grupo autoconvocado volverá a decir presente en el recinto. “Queremos que sea una ordenanza justa, vamos a estar pendiente de lo que haga el Concejo. Vamos a ir a todas las sesiones si hace falta”, concluyeron.

  Actualmente, y de acuerdo a las normativas vigentes, las aspersiones vía terrestre tienen un límite de 100 metros, mientras que las aéreas se extienden hasta los 3.000.

  Desde el bloque oficialista adelantaron que este jueves ingresarán un proyecto que comenzará a debatirse el martes próximo. De acuerdo al borrador, se pretende ampliar los límites para fumigaciones terrestres hasta 200 metros e imponer sanciones económicas duras.

Fuente y foto: “Bumerang News”.