Los interesados deben anotarse en la web oficial y tendrán un año para ahorrar el equivalente al 5 por ciento de la propiedad.

  Los jóvenes de entre 18 y 35 años con ingresos de entre dos y cuatro salarios mínimos por grupo familiar podrán inscribirse a partir de hoy a la nueva línea de créditos y subsidios Procrear para comprar la casa propia.

  La nueva línea permite comprar viviendas de hasta 60 000 UVA (unos $ 1,2 millones, a valores de hoy, que se indexan por inflación). Equivalen a 69 000 dólares. El Estado otorgará a los beneficiarios un subsidio no reembolsable de hasta 12 000 UVA, o 240 000 pesos.

  A diferencia de las ocasiones anteriores, la familia no necesitará contar con un ahorro previo equivalente al 10 por ciento del valor de la vivienda. Este era un requisito que, en la práctica, funcionó como barrera de ingreso y ralentizó las escrituraciones de beneficios ya otorgados. Hasta el mes pasado, de las 90 000 familias que fueron adjudicadas con el Procrear Solución Casa Propia, solo habían podido llegar a la escritura unas 6000, según datos oficiales.