Se conoció la modalidad con la que un grupo de cordobeses intentó estafar a tres clubes de la Liga Totorense utilizando el nombre del árbitro Diego Ramírez.

  “Quiero alertar a toda la dirigencia del fútbol regional porque estos estafadores ensucian el fútbol”, remarcó.

  En declaraciones a través de Radio 2 de Rosario, Ramirez contó lo sucedido el viernes cuando fue alertado por clubes de la Liga Totorense sobre lo que estaba ocurriendo. Se trata de tres hombres de Córdoba que fueron detenidos mientras pretendían recibir dinero a través de una modalidad de estafa.

  “Yo soy docente y el viernes estaba trabajando en la escuela, vi en el celular una llamada con número desconocido, atendí y me dicen: “Hola Diego, ¿vos me llamaste?”, le pregunté quien hablaba y me dijo que era Pablo del Club Defensores de Centeno. Me sonaba el nombre pero no sabia quien era, me preguntó si yo lo había llamado pero le dije que no, me pidió disculpas y cortó”.

  “Me pareció raro. Yo antes de los partidos, sobre todo en estancias finales, apago el celular para que no me llame nadie para evitar inconvenientes”, indicó tras haber dejado pasar esa situación. Sin embargo, minutos después, el celular volvió a sonar, el número tenía característica de El Trébol.

  En ese caso, el hombre del otro lado de la línea era Matías, del Club Sportivo Rivadavia de San Genaro, y la situación fue idéntica. “Me dijo que lo llamó una persona con mi nombre diciendo que tenía un familiar que tiene una hija enferma y que necesitaba 30 mil pesos para una operación. Le pedí que llame urgente a la policía porque son estafadores”, remarcó.

  Desde Sportivo contaron lo ocurrido al personal de la seccional número VI de San Genaro y se logró capturar a los delincuentes en un local comercial donde fueron citados para hacer la supuesta entrega. “Un hombre entró diciendo que era amigo mio, habló de fútbol, tenía mucha información. Inmediatamente llegó la policía y quedaron detenidos. También me contaban que hicieron lo mismo en la Liga San Martín usando otros nombres de árbitros”.

  A su vez, sostuvo que no tiene conocimiento cómo llegó su nombre al poder de los delincuentes, aunque contó: “Me dijeron que algunos de estos estafadores eran ex árbitros, de la zona de Morteros, Córdoba, yo el año pasado dirigí dos veces la liga de San Francisco, pero igual no conozco a nadie de allá, no tengo acercamiento”.

  Por último, aprovechó la oportunidad radial para que otras entidades sean advertidas. “Quería alertar a toda la diligencia del fútbol regional porque aparecen estos personajes para ensuciar al fútbol, nosotros tenemos familias. Yo hablaba con mis compañeros y decía, si me tocaba ir a dirigir este fin de semana la Liga Totorense y algún dirigente me decía que ya me habían depositado la plata, automáticamente me tenía que ir a mi casa. Esta gente busca ensuciar al fútbol y en este caso eran profesionales porque lo hacen hace años”.

  Cabe recordar que la maniobra fue realizada por tres masculinos mayores de edad oriundos de Morteros, en la provincia de Córdoba. Se los detuvo por el delito de tentativa de estafas por orden del fiscal en turno y a la espera de la audiencia imputativa.

Fuente: www.infomasnoticias.com