Será en calle Lavalle, desde Colón hasta Plumerillo. Lo informó la Secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de San Jorge, a través de la Asesoría de Arbolado Público.

  Son ejemplares de la especie Olmo, los cuales tienen avanzada edad y estado sanitario deficitario. A raíz de esto, se decidirá la extracción de algunos que presenten daños irreversibles y se reemplazarán con ejemplares de Jacarandá.

  Además, se hará énfasis en los trabajos de poda de raíz y rebaje de árboles de mayor altura en el resto de la ciudad.

  Por otra parte, desde el Municipio informaron que en el transcurso de los meses de junio, julio y agosto, se realizará la implantación de ejemplares (500 aproximadamente) en distintos sectores de la ciudad, dando prioridad a aquellos lugares que se encuentren con menor población de árboles.

  Además, solicitaron a los frentistas que cuando detecten la poda por su calle, dejen liberado por completo la zona afectada (calle y vereda) para evitar inconvenientes, y a los conductores que eviten circular en las zonas delimitadas mientras se realiza la poda.

  También recordaron que está en vigencia la Ley Provincial Nº 9.004 y la Ordenanza Municipal Nº 983 de Arbolado Público, las cuales prohíben la poda, recambio y extracción de árboles por parte de frentistas, y que quienes no cumplan con esta ley, se les labrarán las actas correspondientes, quedando a disposición del Juez de Faltas Municipal.