Según el Ipec, la inflación acumulada en lo que va del año es del 12,8 por ciento. La diferencia roza el 40 por ciento respecto del primer tramo de actualización salarial, acordado en un 9 por ciento.

  Los empleados públicos de Santa Fe tendrían una actualización cercana del 3,8 por ciento. Esto se debe a que la inflación acumulada fue del 12,8 por ciento y superó el primer tramo de incremento acordado en paritarias que había sido 9 por ciento.

  El Nivel general del Índice de Precios al Consumidor de Santa Fe registró en mayo de 2018 un aumento de 2,7 por ciento con relación al mes anterior.

  Fue el propio ministro de Economía provincial, Gonzalo Saglione, quien había informado que este mes activará la cláusula gatillo. Se trata de la herramienta acordada en paritarias que establecía una actualización salarial en caso de que la inflación acumulada a mayo de este año supere el 9 por ciento (primer tramo del incremento)

  El 3,8 por ciento de suba que recibirían los trabajadores por dicha cláusula de revisión automática representa una diferencia de alrededor del 40 por ciento con respecto al primer tramo de actualización salarial

  Con el ánimo y objetivo de que el sector no pierda poder adquisitivo, la diferencia se pagará durante el transcurso de este mes por planilla complementaria. Según adelantó el titular de la cartera de economía, en julio esa suma formará parte del salario.