El titular del megatambo en Carlos Pellegrini, fue distinguido como una de las personalidades de la agroindustria. Es por su trayectoria que han contribuido al crecimiento y desarrollo del campo y su cadena de valor.

  “Personas reales, comprometidas y apasionadas por lo que hacen”. Con esa definición, Horacio Quirós, director de Asuntos Corporativos de Grupo Clarín, describió el sentido de los Testimonios Clarín Rural, que se entregaron a 9 personalidades de la agroindustria, “en apoyo a las buenas prácticas, la innovación y la trayectoria”.

  Con la emoción que emanó de las historias de vida de “verdaderos creadores del quehacer nacional”, el acto realizado en la Exposición Rural tuvo momentos de afecto, algún sollozo, y mucho orgullo de todos.

  Quirós afirmó que se hace cada año “porque además de comunicar para el sector agropecuario buscamos servir de puente con las comunidades urbanas, para que se conozca la matriz productiva y sustentable de nuestro país, entre las más productivas y resilientes del planeta”.

  Luego, Héctor Huergo, director de contenidos de Clarín Rural -reconocido por varios distinguidos como un “compañero de aventuras”-, destacó el denominador común entre los premiados: las ganas de más, a partir de la pasión que han puesto, y siguen cultivando, desde lo productivo en cada actividad que emprendieron pero también por destinar tiempo y energía vital para cimentar plataformas institucionales y organizacionales en beneficio de todos”. (ver notas complementarias en este mismo sitio web).

  En el recorrido por las vivencias que compartió con los distinguidos, Huergo recordó que a principios de los ‘80 Manuel Santos Uribelarrea le hablaba de maíces de 100 quintales, de sembradoras grandes y pesadas para implantaciones directas, cosechadoras axiales y tolvas, todas excentricidades para la época en la Argentina. De Carlos Chiavassa recordó que fue pionero al encerrar vacas, para darles más alimento y confort, para pasar de 12 litros diarios en aquella época a los 35 de hoy.

  A Hilda Buck le ponderó la “fuente alemana por la genética del pan argentino y una cultura organizacional diferente”. Luego reconoció en “Mary” Borghi “la pasión por los fierros, para que empresas líderes hoy exporten 35%, en un rubro en el que Argentina es líder”.

  A Pablo Vaquero lo consideró “heredero de la mejor tradición de líderes” y le deseó suerte en sus nuevos desafíos con el algodón. “Ojalá gobiernos y empresas te apoyen”, le dijo.

  Un agradecimiento especial le dio Huergo a David Lacroze por su “muy buen trabajo en la Mesa de las Carnes, buscando consensos y propuestas superadoras”. También en ganadería, al feedlotero Juan Eiras lo felicitó “por la consolidación de un sector que va para adelante”.

  De Jorge Ossana y Hernán Otamendi, simplemente dijo “son la agronomía, y la demostración de que, sin empresa propia, asesorando se puede llegar lejos”.

  Y finalmente, los felicitó a todos “por haber contribuido a hacer que la Argentina sea un país viable, competitivo y verde, con pasión, inteligencia y liderazgo”.

  Carlos Chiavassa maneja el timón de uno de los mejores tambos de la Argentina (el establecimiento Grupo Chiavassa) en Carlos Pellegrini, en el sur de Santa Fe. En un moderno tambo calesita se ordeñan 1.300 vacas por día, que generan 50.000 litros de leche.

  La empresa se caracteriza por la tecnología aplicada en el campo y por implementar los primeros sistemas de descanso en cama de compost de la Argentina. Es un sistema que prioriza el bienestar animal y la eficiencia de conversión del alimento en leche. A partir del compost, además, se generan fertilizantes orgánicos.

  Chiavassa tiene una activa participación en entidades como la Comisión Nacional de Control Lechero, la Asociación del Litoral de Entidades de Control Lechero y la Asociación de Productores Lecheros de Santa Fe.

  También fue cofundador y presidente del Laboratorio Regional de Servicios Analíticos, el ente privado de entidades de productores lecheros más grande de América Latina También participó de la fundación de la Asociación Civil Santafesina de Genética Lechera, la primera en realizar en los establecimientos lecheros trasplantes embrionarios, e integra el Foro Nacional de Genética Lechera.

Fuente y foto: “Clarín”.