Fue lo que dijo un vecino de esta localidad al ser detenido por efectivos de la Policía de Seguridad Vial de la Provincia, cuando esta madrugada guiaba una camioneta por la ruta provincial 2, cerca del acceso a San Cristóbal.

  Se trató de 88 ejemplares de distintas especies, cuya caza está prohibida. Los pájaros fueron liberados, y se actuó en consecuencia

  Cercana la hora 2 de hoy, personal de la PSV de la Provincia sobre la ruta provincial 2, cercano al acceso a la ciudad de San Cristóbal, en el vecino Departamento homónimo, detuvo la marcha de una pickup Ford Ranger que conducía Mario Francisco P., residente en la calle San Martín al 600 de la santafesina población de Piamonte, quien circulaba junto a otros tres vecinos de dicho distrito.

  Al solicitarse que muestre lo que había debajo de una lona en un sector de la caja trasera del rodado, los servidores de la ley se percataron de la existencia de gran cantidad de pájaros dispuestos en varias jaulas.

Insólita excusa

Así las cosas, los servidores de la ley en boca del conductor de la pickup escucharon "llevo unos pajaritos para mis nietos".

  La excusa no resultó creíble, dado que se trataba de 45 pájaros de la especie Pepiteros, 35 Monjita, 8 jaulas con Juan Chiviros, 8 jaulas de transporte y un cilindro de caza.

  Consecuentemente, el procedimiento prosiguió en la sede de la UOR de la Policía de Seguridad Vial, a fin de llevarse a cabo el decomiso de la especies autóctonas y los implementos de caza, de acuerdo a la Ley provincial que prohíbe toda actividad de caza, aprehensión, captura, crianza, y explotación de animales silvestres con fines comerciales, deportivos, o de consumo propio así como el tránsito, comercio e industrialización de su piezas y productos.

Pájaros liberados

No todo quedó allí, dado que se procedió a la liberación de las especies, en razón de priorizar la vida de las aves que eran trasladadas en forma hacinada.

Fuente y foto: Diario “La Opinión” de Rafaela.