Se tratan de $ 600.000 para la compra de contenedores para reciclado de la basura de nueve localidades. “Se acertó en el camino y hay que asumirlo como un proceso”, destacó el titular de la cartera de Medio Ambiente en Sastre.

  El Ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, encabezó este martes la entrega de un aporte no reintegrable de $ 600.000 al Consorcio Girsu Microregión 2D, que será destinado a la adquisición de campanas tipo iglú para reciclado de materiales en las localidades de la región.  El acto se llevó a cabo en la planta baja del palacio Municipal de la ciudad de Sastre.

  Participaron la intendente local María del Carmen Amero de Brunazzo y el jefe de gobierno de San Jorge, Enrique Marucci, junto a intendentes y presidentes comunales de las localidades que integran el consorcio: Castelar, Garibaldi, Las Petacas, María Susana, Piamonte, María Juana y San Martín de Las Escobas. También participó el subsecretario de Gestión Ambiental, Edgardo Seguro y la delegada de la Región VIII de Educación, Ivana Pace.

  Speranza destacó que se han lograron constituir 30 consorcios en la provincia con distintos grados de avance y afirmó que “es un desafío colectivo donde cada uno tiene un rol, pero todos estamos empujando como resolver la misma problemática”.

  “Nosotros hacemos una etapa, en la sucesión de los periodos comunales y municipales se va a ir avanzando, pero hay que destacar que se acertó en el camino. Hay que asumirlo como un proceso”, sostuvo y subrayó que “la concientización y trabajar en la comunidad es muy importante”.

  El ministro de Medio Ambiente también se refirió a la tasa de servicios que deberán abonar los vecinos de cada una de las nueve localidades que conforma el consorcio. “Es la sociedad la que genera los residuos, por eso no hay que tener miedo de hablar de la tasa municipal porque una cosa es la recolección y otra la disposición final. Hay que pagar por el servicio del tratamiento de los residuos que generamos nosotros”, explicó.

  También hizo hincapié en la necesidad de tener un complejo ambiental apropiado para procesar todos los desechos que la sociedad produce y abordar el tema del ordenamiento territorial de cada localidad. “Ojalá que mucha de esa basura pase a ser insumos para otros procesos, que tienen un valor”, agregó.

  “No soluciona un problema de residuos sino que comienza a visibilizar el consorcio frente a la sociedad y es muy importante para las etapas que vienen. Es un paso importante para que la sociedad comprenda que tiene que aportar tanto en esfuerzo como económicamente para que esto siga adelante y a partir de ahora comenzar a trabajar sobre el proyecto de disposición final”, indicó Edgardo Seguro.

  En tanto, Gustavo Demarchi remarcó que “este aporte de la provincia es para consolidar un programa del consorcio que se va a llevar a cabo en cada una de las localidades para la conformación de puntos verdes”. “De esta manera, se podrá hacer una separación inicial de los residuos, con el objetivo de poder recuperar para reciclar y por otro lado poder reducir la cantidad de toneladas que se llevan a disposición final”, señaló.

  Asimismo, indicó que la distribución de las campanas se realizará en proporción a la cantidad de habitantes asegurando que en todas las localidades se instalará en lugares estratégicos al menos un punto verde. El programa consiste en colocar 3 contenedores identificados con los colores amarillo para plástico, metales y tetrabrik; azul para papel y cartón; y verde para vidrio. “Todo lo que se recolecte se llevará a San Jorge para terminar de procesar para luego ser vendido a través del consorcio”, añadió.

  Dermachi anticipó una nueva campaña de recolección de pilas y un proyecto para la entrega de bolsas de friselina para que los comercios disminuyan el uso de las bolsas camisetas por estas bolsas que son reutilizables.

  Por su parte, Enrique Marucci recordó las etapas que fue avanzando el Consorcio en estos primeros casi dos años, destacó el acompañamiento del gobierno provincial y las inversiones que se realizaron. “Se fue avanzando mucho en la conformación del consorcio y aspiramos a que todas las localidades de este departamento y la región puedan resolver el tema de los residuos” afirmó el presidente del consorcio Microregión 2D, que debe controlar unas 17 toneladas de basura diaria en su municipio.

  El intendente sanjorgense reiteró que las autoridades del consorcio están abocados a la búsqueda de un terreno de entre 15 y 20 hectáreas, para la disposición final, la etapa más complicada debido a la falta de créditos o subsidios. Y anunció: “en el relleno sanitario también funcionará el reciclado, transformaciones de productos y acopios de residuos peligrosos”.

Fuente y foto: “InfoSastre”.