Lo señaló Luciano Caturelli, en relación a la firma del convenio para la construcción del Acueducto Interprovincial Santa Fe – Córdoba.

  “La obra más anhelada durante las últimas décadas por las localidades de una amplia región que incluye al departamento San Martín se pondrá en marcha gracias a la gestión del gobernador, Miguel Lifschitz y su capacidad de integrar a la provincia en el marco de colaboración de la Región Centro”, indicó el Subsecretario de Coordinación del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, minutos después de la firma del convenio marco para la construcción de un acueducto interprovincial, en un acto realizado hoy en la Casa de Gobierno de Santa Fe. El funcionario dijo que serán 15 las localidades del departamento que serán incluidas en el megaproyecto, de un total de 65 de Santa Fe y Córdoba, con un alcance de beneficiarios estimado en 330 mil habitantes.

  El acuerdo, rubricado entre Lifschitz y su par cordobés, Juan Schiaretti, para la elaboración del proyecto y la posterior ejecución del Acueducto Interprovincial Santa Fe-Córdoba, “solucionará la problemática de abastecimiento de agua de calidad a una amplia región del este cordobés y del oeste santafesino”, indicó Caturelli.

  Durante el acto, del que también participó el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, Lifschitz dijo que “esta obra quedará en la historia de nuestras provincias y será un hito fundamental de la integración regional y la construcción de un país más federal”.

  “Hoy venimos a cerrar un acuerdo por el agua potable. No solamente a la provincia de Córdoba le falta el agua, la provincia de Santa Fe, a pesar de contar con una ribera litoraleña de 800 kilómetros de extensión sobre el río Paraná, también tiene gran parte de sus localidades con una escasa o muy mala prestación del servicio de agua potable, incluso urbes muy importantes que están sobre la vera del río”, explicó el gobernador.

  “Creo que estamos dando señales muy claras, con Entre Ríos y Córdoba, de cómo puede funcionar el federalismo en la República Argentina. Tuvimos muchísimas reuniones y resultó sencillo establecer acuerdos y objetivos comunes, porque lógicamente tenemos la misma mirada sobre la realidad del país, los mismos problemas y dificultades históricas que frenaron nuestro desarrollado”, destacó Lifschitz.

  Por su parte, Schiaretti manifestó que “este es un acuerdo histórico porque significa garantizar para las próximas décadas el agua potable para nuestra provincia” y destacó que “somos gobiernos que coinciden en establecer políticas de Estado que perduran en el tiempo y que no tengan que ver con las coyunturas permanentes o pertenencias políticas”.

  “Esta obra es la expresión de lo que queremos para la Región Centro, es el acueducto de la integración y del federalismo. Tiene que ver con el desarrollo armónico del país, porque siempre defenderemos el federalismo y no que las obras más importante se hagan en el área metropolitana de Buenos Aires”, añadió. Finalmente, expresó que “con esta obra el río Paraná llega hasta Córdoba” y por eso manifestó “el agradecimiento del pueblo cordobés al gobierno de Santa Fe porque estuvieron siempre sin ningún tipo de especulaciones ni mezquindades”.

Convenio

El monto estimado para la ejecución de la obra se establece en la suma aproximada de U$S 460.000.000; la que será definida con exactitud con la aprobación del proyecto ejecutivo objeto de la licitación a convocarse al efecto. El convenio establece que se tomará como base el proyecto Acueducto Río Coronda, que fue elaborado por Santa Fe; y que ambas provincias deberán analizar las variantes técnicas que se requieran para captar, potabilizar, almacenar y transportar caudales a las 65 localidades contempladas, en las que viven 330 mil personas.

  En Santa Fe, el acueducto Interprovincial abastecerá a Coronda, Gessler, María Juana, Sastre, López, Esmeralda, Colonia Belgrano, San Martín de las Escobas, Arocena, San Jorge, Barrancas, Carlos Pellegrini, Castelar, Cañada Rosquín, Garibaldi, Las Bandurrias, Loma Alta, Piamonte, San Eugenio, San Fabián, San Vicente, Zenón Pereyra, Las Petacas, El Trébol, Casas, Crispi, Gálvez, Colonia Margarita, Traill, Campo Piaggio, Larrechea, Landeta y Frontera.

  En tanto, las localidades cordobesas son San Francisco, Morteros, Brinkmann, Freyre, Devoto, Porteño, La Francia, Altos de Chipio, Colonia Marina, La Paquita, Colonia Vignaud, Sever, Quebracho Herrado, Plaza San Francisco, Colonia Baltelina, Estación Luxardo, Plaza Luxardo, Colonia Diez de Julio, Marum, El Tìo y Las Barillas; y en una segunda etapa Lapara, Balnearia, Miramar, Villa Fontana, La Puerta, Obispo Trejo, Santa Rosa, Río Primero, Arroyito, Transito y Santiago Temple.