Tras dos horas y media, acordaron volver a encontrarse. Desde ambos sectores mantienen sus posturas y no parece fácil que encuentren un camino conjunto.

  Fueron dos horas y media de debate entre productores, autoconvocados y concejales. Allí, en la sala “Raúl Cragnolino”, las partes intercambiaron conceptos para intentar acordar en conjunto una ordenanza de fitosanitarios. Desde el cuerpo legislativo calificaron como “positivo” el encuentro y adelantaron que habrá una nueva convocatoria para avanzar en una propuesta. Llegarían profesionales vinculados a la materia para asesorar a todos los sectores involucrados.

  Fue una exposición donde cada grupo mostró su posición. Ambos mantienen su postura sobre las distancias y ese es un punto al cual no parecen ceder – productores consideran excesivos los 500 metros y autoconvocados entienden razonable el límite -.

  Los representantes de quienes piden alejar las fumigaciones del ejido urbano presentaron informes mediante los cuales avalan la relación entre enfermedades y agroquímicos y plantean dudas sobre las buenas prácticas agropecuarias. Por su parte, desde el sector productivo, propusieron coordinar encuentros con profesionales especializados y sostienen que no existen fundamentos técnicos para ampliar las distancias de aplicación de fitosanitarios.

  Y a pesar que desde el Concejo señalaron que la reunión fue positiva y volverían a convocar a las partes para avanzar, la situación parece no ser tan fácil para encontrar una rápida salida. Ahora, desde ambos sectores analizarán el último proyecto presentado por el oficialismo y propondrán correcciones en un encuentro posterior.

  La semana pasada el Concejo había convocado a cuatro representantes de las partes para dar un debate en conjunto e intentar ponerle fin a una polémica que en las últimas semanas fue escalando a nivel social.

  Cabe recordar que actualmente rige una ordenanza que fija como límites para fumigar 100 metros sobre el ejido urbano. Este año, el oficialismo presentó un proyecto que llevaba esa distancia a 200 metros, una iniciativa aprobada por los ediles locales pero que fue vetada parcialmente por la intendente.

  Tras perder estado parlamentario, el Frente Progresista fue nuevamente a la carga y redobló la apuesta con otro proyecto que fijaba como límite los 500 metros. Esa misma intención generó mayor polémica, sobre todo en los productores. Ahora, en pleno tratamiento, los concejales tomaron la decisión de juntar a las partes – sector agropecuario y autoconvocados – para intentar encontrar un punto de acuerdo y ponerle fin a la situación.

  De la reunión estuvieron presentes los seis concejales – Eva Lucero (PJ), Leandro Baravalle y Rubén Bustamante (Cambiemos), Oscar Cagliero, Edgardo Figueroa y Susana Bruno (FPCyS) -, cuatro representantes en nombre de productores – Javier Verino, Daniel Bernard, Hernán Cúnico y Silvia Cragnolino – y otros cuatro en nombre de autoconvocados – René Mansilla, Ruth Oitana, Ainalén Viñuela y Luis Blanco -.

Fuente: “Bumerang News”.