Lo señaló Luciano Caturelli el pasado miércoles 21 de noviembre, Día del Profesional de la Enfermería.

  Fue en el marco de una jornada que estuvo marcada por paros y marchas del sector en todo el país para protestar contra una norma aprobada en la Legislatura porteña.

  “El proyecto pretende que las áreas de enfermería, bio-imágenes e instrumentadores quirúrgicos se encuadren dentro de la categoría de técnico-administrativos; lo que precarizará el trabajo de estos profesionales y les impedirá concursar por mejores cargos, lo que trae aparejado el acceso a salarios menores que no condicen con una actividad tan necesaria dentro del sistema de salud y que actualmente registra ingresos por debajo de la línea de pobreza", indicó el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Gobierno, Luciano Caturelli.

  “Desde el Gobierno de la provincia de Santa Fe y desde mi postura personal apoyamos el reclamo que movilizó a todos los profesionales de la enfermería de todo el país en solidaridad con sus pares porteños porque se trata de un proyecto de ley que claramente degrada la carrera profesional y precariza todo el sistema de salud”, indicó el funcionario, quien además hizo llegar su saludo “a los y las profesionales de la enfermería en su día. Un trabajo donde día a día se pone de manifiesto la verdadera vocación de servicio en pos de ayudar a personas enfermas y vulnerables”.

  En la Ciudad de Buenos Aires se organizaron diversas movilizaciones y actos que se replicaron en distintos puntos del país para expresar su apoyo al reclamo del colectivo porteño. El reclamo cosechó además respaldo en otros sectores de la comunidad de la salud y también llamó a movilizar la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), gremio que representa a 30 mil médicos, profesionales y trabajadores de la salud de 600 hospitales de todo el país.