La brasileña BRF anunció este viernes la venta del control de la firma argentina Quickfood, fabricante de las hamburguesas Paty y las salchichas Vieníssima, a Marfrig por 60 millones de dólares. Así, y después de numerosas especulaciones sobre a manos de quien pasaría, vuelve a la empresa que la había comprado en 2007 y que se la había vendido a BRF cinco años después. La operación incluye las fábricas que posee en Santa Fe: Arroyo Seco y San Jorge.

  BRF, el mayor productor de alimentos de Brasil, busca desprenderse de activos por unos 800 millones dólares para reducir su deuda y había puesto en venta negocios en el país y en otros mercados.

  La empresa recibió 14 ofertas por los activos argentinos y ocho candidatos habían quedado en carrera.

  La operación entre BRF y Marfrig también contempla el traspaso del predio y el equipamiento de la planta de BRF en la localidad brasileña de Várzea Grande, en Mato Grosso, por 25,7 millones de dólares. El acuerdo de venta incluye también un contrato de abastecimiento por el que Marfrig se compromete a proveer a BRF productos procesados como hamburguesas y albóndigas por cinco años.

  Quickfood lidera la producción de alimentos derivados de la carne en Argentina. La empresa opera tres plantas, en San Jorge, Baradero y Arroyo Seco, con una capacidad de faena de 620 cabezas por día y el procesamiento de cerca de 6.000 toneladas por mes de hamburguesas, salchichas y vegetales congelados.

  Marfrig Global Foods tiene sede en San Pablo y fue fundada en el 2000 por Marcos Molina, que mantiene 35% de participación. Con plantas en toda Sudamérica, su capacidad de faena es 4,7 millones de cabezas por año. Tiene 35.000 empleados, presencia en América, Europa, Asia y Oceanía y exporta a 100 países.

Fuente: “Ecos 365”.