Lo hacen desde la Municipalidad de San Jorge. Se trata de la número 2.079 con fecha 28 de octubre de 2015.

  Dicha ordenanza establece la prohibición “en todo el territorio municipal del uso particular, fabricación, tenencia, guarda, acopio, exhibición, manipulación, depósito, circulación, transporte, venta o cualquier otra modalidad de comercialización, tanto a mayoristas como minoristas, personas físicas o jurídicas, de venta libre o no, y/o de fabricación autorizada, de elementos de pirotecnia, cohetería y de todo otro producto destinado a provocar efectos mecánicos visuales y/o auditivos mediante detonación, deflagración, combustión o explosión, así como aquellos elementos de proyección cuyo efecto secundario produzca explosión, deflagración, detonación o cualquier otro análogo en que se utilice cualquier compuesto químico que por sí sólo o mezclado con otro pueda ser inflamable”.

  La pirotecnia afecta a niños, ancianos, personas con discapacidad, animales, entre otros.

  Asimismo, desde el Municipio recordaron que se establece para quienes inflijan dicha ordenanza una sanción (multa) de 500 litros de nafta a 6.000 litros de nafta de acuerdo a la gravedad de la infracción.