"Solicitamos el mismo tratamiento que a otros sectores que se han visto beneficiados con planes largos y tasas bajas, que no están disponibles para el comercio”, señalaron desde la Federación de Centros Comerciales de la Provincia.

  El pasado 30 de noviembre la Federación de Centros Comerciales de la Provincia (Fececo) realizó una presentación en la Secretaría de Energía de la Provincia a efectos de manifestar su posición al respecto. “En la presentación, acompañada de cuadros de evolución de las tarifas, se demuestra que con el segundo tramo del aumento solicitado, la tarifa comercial sufrirá un aumento del 110%, es decir más del doble en un año. Ningún comercio ha duplicado su facturación en un año, es más, a pesar de la alta inflación reinante en la economía nacional, se factura cada vez menos”, dice el comunicado de Fececo.

  “La Federación participa de la Comisión de Análisis Técnica de Análisis de Costos y Tarifas de la EPE cuyos resultados se podrán observar en un mediano a largo plazo. Lo que el comercio no tiene es margen de tiempo. La crisis golpea tan fuerte que sus plazos se acortan cada día. Se ha reclamado también, planes de refinanciación a los usuarios comerciales que, ante los inalcanzables importes a pagar se han visto obligados a demorar sus pagos. En este orden solicitamos el mismo tratamiento que a otros sectores que se han visto beneficiados con planes largos y tasas bajas, que no están disponibles para el comercio”, señala la entidad.

  Y continúa: “En varias oportunidades solicitamos sensibilidad al gobierno provincial en este tema. Evidentemente no asumen la cruda y triste realidad de los usuarios comerciales. No hay comercios en la provincia que pueda soportar semejante aumento de tarifas en el período de mayor consumo del año y de mayor retracción de ventas en la mayoría de los rubros”.

  Finalmente, cierra el comunicado de la Federación: “Exigimos que se considere la dramática situación del sector comercial, la aplicación de un inmediato plan de eficiencia empresarial en la EPE y el acompañamiento del Estado provincial en toda medida que tienda a la disminución del costo que deben afrontar los usuarios”.