Apenas iniciada la madrugada de este domingo, Bomberos Voluntarios fueron convocados por un llamado telefónico, en el que una persona manifestó que en la Ruta Nacional 34 había un cuerpo, aparentemente sin vida.

  Al llegar al lugar, se constató que la denuncia era correcta y que la víctima era la rosquinense J. M., de 25 años.

  Por causas que tratan de establecerse, la joven fue impactada por un camión en el kilómetro 130 de la cinta asfáltica.

  Participó la Policía Científica de la Unidad Regional XVIII para establecer si fue un accidente o un suicidio.

  Bomberos acudió con un autobomba, una ambulancia, una unidad de apoyo para controlar el tránsito y diez personas.

  La ruta estuvo cortada durante unas dos horas y cerca de las 2:30, fue nuevamente habilitada al tránsito.

Fuente: “Mirador Rosquinense”.