El secretario de Recursos Hídricos, Nicolás Mijich, explicó que hoy la provincia tiene 30 mil kilómetros de canales oficiales, sin embargo confirmó que se detectaron muchos que están “fuera de regla”. A los responsables identificados se les exigirá el cierre de los mismos con una multa que va de 4 mil litros de gasoil a 400 mil litros.

  La construcción de estos canales ilegales generan una cuota importante en el crecimiento del caudal de agua acumulada en arroyos de la provincia.

  Unas 60 causas judiciales avanzan en Santa Fe contra la creación de canales clandestinos en la provincia desde la sanción de la sanción de la Ley de Aguas de Santa Fe en 2018. Los productores que sean encontrados responsables por la realización de obras hídricas que perjudiquen a otros ruralistas o bien, al sistema de escurrimiento en general, serán sancionados económicamente.

  En contacto con Radiópolis, el programa de Roberto Caferra en Radio 2, el secretario de Recursos Hídricos, Nicolás Mijich, confirmó que actualmente, el gobierno provincial mantiene unas 60 causas judiciales contra productores rurales por la ejecución de los denominados canales ilegales. “Los problemas entre productores terminan afectando a la infraestructura pública y a los cursos principales de agua que son responsabilidad de la Provincia”, indicó.

  La semana pasada, el gobierno nacional declaró la emergencia agropecuaria para las provincias del litoral, entre ellas, Santa Fe. “Cuando se da este tipo de exceso hídrico se hacen visibles estos problemas, se evidencian más fácilmente las obras clandestinas”, apuntó y advirtió que la sanción de la nueva Ley de Aguas de Santa Fe el año pasado otorga “una nueva herramienta” para hacerle frente a esta problemática.

  “En Santa Fe tenemos unos 30 mil kilómetros de canales oficiales y se van detectando otros tantos canales clandestinos que no tienen similar magnitud pero sí ocasionan problemas por la falta de criterio a la hora de haber sido hechos”, observó. De acuerdo a lo que remarcó, el procedimiento judicial abierto contra ruralistas consiste en una audiencia en la que puede ofrecer datos y pruebas. “A veces hay productores que tienen autorizaciones viejas que pueden presentar. Se les pide el cierre y en caso de no hacerlo se los puede sancionar con multas que consisten entre 4 mil a 400 mil litros de gasoil”, detalló.

  Mijich confirmó que en estas últimas inundaciones se perdieron unas 300 mil hectáreas productivas. En este contexto, el funcionario sostuvo: “Hemos solicitado a las municipales y comunas información sobre obras clandestinas para abordar la problemática”. Consultado acerca de las acciones preventivas que se toman en relación al agua, habló de los reservorios. “No sólo trabajamos en las obras de canalización, desarrollamos 7 represas en la zona, y en el norte provincial donde las precipitaciones son más bajas se trabaja en reservorios para las épocas secas para que los productores tengan para darle a sus animales o para la agricultura. Pero depende de qué área porque acá en el sur hay reservorios de lagunas naturales y la política no es reservar sino regular los excesos”, expresó.