Estaba en el fondo del mar. Lo confirmó el jefe del operativo privado de la familia del santafesino.

  En el día que comenzó la búsqueda submarina, apareció en el fondo del mar el avión en el que viajaba el futbolista santafesino Emiliano Sala. Se trata del aeronave que desapareció hace trece días mientras recorría la ruta entre Nantes y Cardiff.

  Lo confirmó en sus redes sociales el periodista Christian Martin que sigue desde Europa los operativos. Hasta el momento se desconoce si en el avión están los cuerpos del futbolista y el piloto.

  David Mearns, el jefe del operativo privado de la familia Sala, confirmó en su cuenta de Twitter que los familiares del santafesino y David Ibbotson han sido notificados de la aparición por la policía.

  The families of Emiliano Sala and David Ibbotson have been notified by Police. The AAIB will be making a statement tomorrow. Tonight our sole thoughts are with the families and friends of Emiliano and David. #EmilianoSalas #NoDejenDeBuscarAEmilianoSala

  "Como se acordó con la Oficina de Investigación británica sobre accidentes aéreos (AAIB), el barco privado trasladó las coordenadas al público GEO OCEAN III para identificar visualmente el avión", explicó Earns.

  A partir de este lunes a primera hora, el trabajo será intentar rescatar el fuselaje y saber si los cuerpos de Sala y el piloto se encuentran en el lugar, lo que será otro tramo de la búsqueda.

  Sala había sido traspasado del Nantes al Cardiff por 17 millones de euros y viajaba a la capital galesa para unirse a los entrenamientos del equipo cuando el avión en el que viajaba, junto al piloto David Ibbotson, desapareció de los radares al cruzar el Canal de la Mancha en la noche del 21 de enero.

  La AAIB anunció el miércoles la aparición de restos de los asientos, "probablemente" del avión desaparecido, en una playa de la comuna francesa de Surtainville (noroeste).

  El 26 de enero, la familia de Emiliano Sala había anunciado que proseguiría la búsqueda para tratar de encontrarlo merced a los fondos recopilados a través de una colecta por internet, después de que se cerraran dos días antes las operaciones de salvamento coordinadas por la Policía de Guernesey. Esta última calificó de "ínfimas" las posibilidades del encontrar con vida al futbolista.