Los diálogos, acuerdos y debates políticos que se iniciaron hace semanas deberán concluir en nombres propios el próximo viernes, cuando se cierren las listas que participaran de las elecciones provinciales. Mientras algunos espacios ya tienen casi todo la nómina de precandidatos definida, otros siguen buscando consenso y evaluando propuestas para presentar a su mejor carta en los comicios del 28 de abril.

  En Rosario, con excepción de Cambiemos, los precandidatos a intendente ya están pensando en la campaña que comenzará (si no empezó en algunos casos) en las próximas semanas.

  Por el Frente Progresista Cívico y Social, el edil y dirigente de Creo, Pablo Javkin, se medirá con la ex secretaría de Hacienda de la Municipalidad Verónica Irizar. Quien fuera referente del ARI en la ciudad volverá a pelear por el comando del Palacio de los Leones, luego de haber perdido las Paso ante Mónica Fein, en el 2015. En tanto, la concejala del socialismo intentará continuar con el proyecto del PS en Rosario.

  Por otro lado, el peronismo y algunos sectores de centro izquierda se unieron para enfrentar mano a mano al FPCyS y Cambiemos en los comicios locales. Según pudo corroborar Rosarioplus.com, el edil del Frente para la Victoria-PJ, Roberto Sukerman y el concejal de Ciudad Futura, Juan Monteverde, competirán en las Paso para liderar la coalición “Juntos”, un Frente “muy amplio” que se empezó a construir desde hace meses.

  La incógnita del cierre de listas en Rosario es el nombre que aparecerá en el casillero correspondiente a Cambiemos en la boleta único para la intendencia local. Si bien en las últimas semanas se puso en duda la presentación de Rodrigo López Molina como precandidato; la espalda de votos que cosechó en las últimas elecciones de medio término y el posicionamiento en la sociedad pesarían más que las disputas internas de la coalición para consolidarlo como el postulante a disputar la intendencia.

  En cuanto a la disputa por las bancas del Palacio Vasallo, el Frente Progresista apostará por la renovación de sus cuatros ediles (midiendo sus fuerzas en la interna): Enrique Estévez y Horacio Ghirardi, por el PS, María Eugenia Schmuck, por el radicalismo, y Aldo Pedro Poy, por el Partido Demócrata Progresista (PDP).

  Asimismo, los concejales del peronismo que deben dejar su escaño, como Marina Magnani, de Unidad Ciudadana, Eduardo Toniolli, del Partido Justicialista y María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular; intentarán repetir sus mandatos. En cambio, el concejal del bloque Encuentro por Rosario, Osvaldo Miatello, buscaría un lugar en la Cámara de Diputados de Santa Fe. Los ediles, que encabezarían sus respectivas lista de precandidatos, competirían dentro del Frente “Juntos”.

  Al igual que en la intendencia, los precandidatos a concejal de Cambiemos todavía no están definidos, pero se espera que el presidente del Palacio Vasallo, Alejandro Roselló, y la edila Agustina Bouza intenten retener su cargo; mientras que Gabriel Chumpitaz, que tuvo intensiones de presentarse como opción en la pelea por el municipio, podría competir por una banca en la Legislatura santafesina.

  Por otro lado, el Frente Social y Popular y Ciudad Futura aunarían esfuerzos y presentarían una lista conjunta, con la intención de renovar escaños (como el de Celeste Lepratti, Pedro Salinas y Caren Tepp) y sumar algún compañero más al recinto.

  A nivel provincial, Cambiemos se preparaba para una interna muy peleada entre el intendente de Santa Fe José Corral y el diputado provincial Federico Angelini. Aunque este lunes en redes sociales sorprendió una publicación en la que ambos se dejaron ver juntos y quedó en el aire la posibilidad de que finalmente no haya competencia entre ellos.

  El oficialismo tiene un panorama más claro y el diputado santafesino, Antonio Bonfatti, llegaría a los comicios de abril como único precandidato a gobernador del FPCyS.
Fuente:  "Rosario Plus"