Fracasó este miércoles la reunión paritaria entre intendentes y los trabajadores nucleados en Festram.

  Los jefes comunales ofrecieron compensar la inflación de enero y febrero, pero alegaron no poder pagar la “cláusula gatillo” reclamada.

  Por la falta de acuerdo, los municipales anticiparon un paro de 48 horas para el 19 y 20 de marzo.

  Los dirigentes gremiales ratificaron la necesidad de avanzar sobre la discusión de una política salarial para todo el año 2019. "Si vamos a discutir que en marzo se aplique la cláusula gatillo, me tenes que retrotraer el aumento a enero y febrero", explicó a El Litoral Juan Medina, secretario gremial de Festram.

  En esta instancia, los representantes de los intendentes insistieron en buscar alternativas que relacionaran los aumentos salariales a la recaudación, o en su defecto, un acuerdo de características parciales para los primeros meses de este año.

  "Los intendentes y presidentes comunales no llevaron ningún tipo de propuesta analizable", reclamó Medina.

  Si bien se ratificó que el diálogo continúa a la espera de propuestas superadoras, el gremio confirma la realización de la medida resuelta para los días 19 y 20 y este jueves se debatirá la metodología del paro.