Los sindicatos docentes Amsafé y Sadop iniciaron este miércoles el cuarto paro de 48 horas en lo que va del año, en reclamo de un aumento salarial que les permita empatarle a la inflación. Tras las medidas el gobierno los convocará para hacerles la misma oferta que a los estatales.

  Los docentes iniciaron este miércoles un nuevo paro de 48 horas y serán convocados por el gobierno para retomar las negociaciones paritarias recién el viernes, una vez que finalicen las medidas de fuerza. La propuesta será idéntica a la que presentó la provincia, el lunes, a los estatales: un aumento salarial del 10% sobre la base de febrero, que incluye el porcentaje de la cláusula gatillo correspondiente a diciembre de 2018.

  El plan de lucha de los gremios docentes comenzó en marzo. Este 3 y 4 de abril, Amsafé y Sadop realizarán la cuarta huelga de 48 horas desde el inicio del ciclo lectivo, en reclamo de un incremento salarial que les permita recuperar el poder adquisitivo en relación a los índices de inflación del primer trimestre del año.

  Según los datos del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec), que son los que se tienen en cuenta en la paritaria, en los dos primeros meses de 2019 se acumula una inflación del 7,4% (interanual 53,2%). Cuando aún resta conocer el índice de marzo, en las negociaciones el gobierno viene poniendo el eje en la cláusula de actualización y los sindicatos en la necesidad de no quedar rezagados ante el incremento de la inflación.

  El lunes, en la paritaria de los trabajadores de la administración central, la provincia reiteró ante los representantes de ATE y UPCN la última propuesta salarial –que había sido rechazada por todos los gremios– pero hubo un cambio respecto de la oferta anterior: ahora el gobierno acepta que la base del cálculo se haga sobre el salario “completo” de 2018, es decir ajustado a la inflación real en la provincia que terminó siendo del 49,3%.

  Los dirigentes de ATE y UPCN se retiraron de la reunión un poco más conformes que en ocasiones anteriores, pero aclararon que todavía falta revisar el porcentaje inicial del aumento y cómo se distribuye entre las distintas categorías salariales. Esa negociación pasó a un cuarto intermedio hasta la semana próxima, con coincidencias sobre los “avances” logrados, tanto desde el gobierno como desde los sindicatos.

“Contexto desfavorable”

El reinicio de la paritaria docente aún no tiene fecha, pero será la semana que viene. La confirmación estuvo a cargo del ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías: “Vamos a esperar que el paro se realice; el viernes tomaremos contacto con ellos (los representantes docentes) y seguramente el lunes tendríamos una reunión formal”.

  En declaraciones a LT8, Farías señaló: “Nosotros hemos planteado en las distintas paritarias las posibilidades que tiene el Estado provincial y el contexto económico en el que nos hallamos; los gremios docentes han tomado medidas de fuerzas excesivas para el nivel de diálogo y respuesta que el gobierno ofreció”.

  En ese sentido, el ministro de Gobierno les pidió a los dirigentes gremiales “que entiendan el contexto desfavorable” de la economía nacional y provincial. “Espero que los dirigentes de los docentes pongan su esfuerzo y entiendan estas cuestiones, para que busquemos una salida lo antes posible para bien de todos”.

“Nada que recuperar”

El gobernador Miguel Lifschitz dijo este martes: “Siempre hemos tenido buen diálogo con los gremios, así que descontamos que lo vamos a tener también con los docentes”. No obstante, advirtió que “los docentes están atravesados por el conflicto nacional”, en referencia al reclamo de la CTERA para que el gobierno reabra la paritaria del sector, cancelada por decreto.

  Luego, en alusión a la titular de Amsafé, Sonia Alesso, agregó: “La secretaria del gremio en Santa Fe es dirigente nacional y eso la lleva a trasladar los conflictos nacionales a la provincia”.

  El gobernador había dicho el lunes, mientras los estatales reiniciaban las negociaciones y los docentes ratificaban las medidas de fuerza, que los sueldos de los trabajadores públicos de la provincia “están actualizados de acuerdo a inflación, por lo cual no hay nada para recuperar hacia atrás”.

  Según el mandatario provincial, “solamente hay que garantizar este año que no haya retroceso frente a los índices de inflación, que es lo que estamos proponiendo”.

Salud                         

Los médicos y los profesionales de la salud nucleados en los gremios Amra y Siprus fueron citados por el gobierno para este miércoles al mediodía, en la sede del Ministerio de Trabajo, para retomar las negociaciones paritarias. Si bien los trabajadores habían anunciado un plan de lucha que incluía paros para el miércoles y jueves, una vez confirmada la convocatoria decidieron dejarlos en suspenso hasta conocer la nueva oferta oficial.

Municipales

La paritaria de los trabajadores municipales se reanuda este jueves al mediodía con el eje de la discusión centrado en la cláusula gatillo. Los intendentes no la quieren incluir porque afirman que, consecuencia de su aplicación, el año pasado atravesaron serios problemas financieros. Y proponen una fórmula que combine diferentes variables: recaudación, inflación y salarios. Los referentes sindicales de la Festram no están dispuestos a negociar ese ítem.

Fuente: “elciudadanoweb.com”