Será el sábado 8 y domingo 9 de junio, en todas las  misas de todas las Parroquias y Capillas de Argentina. Se podrá colaborar con un donativo en pesos.

  Lo recaudado será destinado en partes iguales a Cáritas Parroquial, Cáritas Arquidiocesana y Cáritas Nacional, que la distribuye en todo el país a fin de favorecer la inclusión social, la igualdad de oportunidades y la promoción humana de numerosas familias y comunidades que viven y sufren emergencias, situaciones de pobreza o marginación.

  Por su parte, el sábado 22 de junio se realizará la Colecta domiciliaria, donde los hogares serán visitados por personas identificadas para tal fin. En ese caso, se destinará dos tercios para Cáritas Parroquial y un tercio Cáritas Arquidiocesana.