El Municipio restringió la circulación de tránsito pesado por la zona urbana y habilitó un camino alternativo. Solo podrán ingresar para abastecer de mercadería a los comercios. Se colocaron limitadores de altura en los ingresos a la ciudad.

  La Municipalidad de Sastre y Ortiz implementó un plan de reordenamiento del tránsito que prohíbe la circulación libre del transporte de carga pesada por la zona urbana y habilitó un camino alternativo que une las rutas 13 y 64.

  En plena ejecución de la obra de la circunvalación y los trabajos de pavimentación de calles en el ejido urbano, obligaron a las autoridades a impedir la circulación de camiones por el ejido urbano para tomar los diferentes corredores viales.

  “Con el camino de carga, que se convertirá próximamente en circunvalación clausurado para el tránsito mientras se realizan las obras, en caso de lluvias no podrán ingresar a la zona urbana, que deban transitar de las rutas provinciales N° 13 a la 64 o viceversa”, indicó el jefe de la División Tránsito del Municipio, Carlos Arce y destacó la apertura de un desvío alternativo. “Es el camino continúo al cementerio local hacia el oeste ingresando por ruta 13 que sale uno mil metros más adelante del camino actual de carga a la ruta 64”, explicó.

  El operativo que se puso en práctica este jueves incluyó tres puestos fijos con personal municipal y policial en el ingreso por diagonal 1º de Mayo -calle Zeballos-, en el acceso principal y también en Av. San Martín y la ruta 64. También se informó de la medida a los presidentes comunales de Crispi, Castelar y Las Petacas.

  En ese contexto, el funcionario indicó que está en vigencia la Ordenanza 977/13 que regula la circulación de transporte de carga que proveen mercadería a comercios locales.

  “A partir de este sábado y hasta que se finalice la circunvalar, los camiones que necesiten abastecer de mercadería a los negocios de la ciudad deberán ingresar por el acceso norte por Diagonal 1° de Mayo hasta las vías del ex Ferrocarril Mitre y continuar por el camino paralelo a las vías que desemboca en calle Las Heras. Allí, los transportistas podrán optar por seguir por calle Alberdi o Julio A. Roca”, detalló Arce e informó que “se comenzará hoy a distribuir a los comerciantes la Ordenanza y el recorrido a todos los comercios y también recibirán una copia a las empresas de transporte”.

  La norma establece que “el recorrido deberán hacerlo únicamente con las balizas encendidas, a una velocidad inferior a 20 km/h, sin entorpecer el tránsito en el momento de carga o descarga de mercadería y señalizando con conos de color naranja esa zona”.

  En tanto, aquellos vehículos pesados que necesiten realizar carga de combustibles y lubricantes, reparaciones u otras situaciones, podrán hacerlo únicamente con el chasis vacío, sin acoplado. En el caso de ser un transporte semi-remolque, podrán ingresar con una unidad tractora.

  Por otro lado, el titular del área de tránsito municipal adelantó que se está evaluando disponer de un espacio para que los camiones de reparto en los comercios de la ciudad tengan un lugar de descarga, una vez que esté transitable la circunvalación. “Se está trabajando en un deposito común y que luego cada comerciante pueda transportar la mercadería a su local”, anticipó.

  Asimismo, el Ejecutivo local anunció la colocación de limitadores de altura en la intersección de diagonal 1º de Mayo, conocida también por Bulevar de las Américas -continuidad de calle Zeballos-, y las vías del ex FFCC Mitre y otro arco con una altura máxima de 2,6 metros en Av. Gral. San Martín y Sargento Cabral. Ambos arcos se instalaron con su respectiva cartelería durante el fin de semana.

“El objetivo no es castigar a nadie sino cumplir con las Ordenanzas vigentes y cuidar con el estado de las calles, muchas de las cuales ya fueron repavimentadas y otras están planificadas pavimentar próximamente”, sostuvo el titular del área de tránsito municipal.

Fuente y foto: "InfoSastre".