Lo anunció la policía británica de North Yorkshire. Tras declarar, fue liberado. El futbolista argentino perdió la vida en un accidente aéreo cuando viajaba de Nantes hacia Cardiff el 21 de enero.

  Un hombre de 64 años, originario de North Yorkshire (norte de Inglaterra), fue detenido este miércoles por homicidio involuntario en el caso de la muerte del futbolista Emiliano Sala, según anunció la policía británica. Tras declarar, fue liberado.

  El jugador argentino de 28 años murió el 21 de enero en un accidente de avioneta en el Canal de la Mancha, unos días después de haber sido traspasado por el Nantes francés al Cardiff galés.

  "Como parte de esta investigación, debemos considerar si existe alguna evidencia de sospecha de criminalidad y como resultado de nuestras investigaciones que tenemos hoy arrestamos a un hombre bajo sospecha de homicidio por un acto ilícito", añadió el inspector Simon Huxter en declaraciones recogidas a la BBC.

  "Como es la práctica habitual, no divulgaremos más información sobre la identidad de la persona que ha sido detenida a menos que la persona sea acusada de comparecer ante el tribunal y nuevamente desalentaría cualquier especulación con respecto a esto", explicó.

  En febrero, la Oficina de Investigación Británica sobre Accidentes Aéreos (AAIB) había establecido que el avión que transportaba a Emiliano Sala no estaba autorizado a efectuar vuelos comerciales.

  Según informaciones de la BBC, el piloto del avión no estaba habilitado para volar de noche ya que era daltónico y su licencia no disponía de la "calificación para vuelo de noche".

  Consultada por la agencia AFP, la Autoridad Británica de Aviación Civil (CAA) no confirmó esta investigación, indicando únicamente que "la investigación de la AAIB estaba en curso".

  Dos personas sospechosas de haber difundido en las redes sociales una foto tomada en el depósito de cadáveres del cuerpo del futbolista argentino Emiliano Sala deben por otra parte comparacer el 10 de julio ante el tribunal de Swindon.

  Sherry Bray, de 48 años, está acusada de delito informático por haber entorpecido el curso de la justicia y por haber enviado un mensaje indecente u ofensivo. Christopher Ashford, de 62 años, está acusado de delito informático.