La había dejado en el vehículo, que se encontraba estacionado en Aristóbulo del Valle y Suiza.

  Al empleado policial le habrían violentado una de las puertas de su auto y le robaron el arma reglamentaria provista por la fuerza.

  De acuerdo a lo que trascendió, al oficial, quien presta servicio en la Comisaría de María Juana, el hecho le habría ocurrido durante el martes por la noche o miércoles a la madrugada, en la esquina de calle Aristóbulo del Valle y Suiza, donde se quedó a pernoctar.

  La noche anterior llegó a su casa y dejó el auto estacionado en la calle y, a la mañana siguiente cuando se levantó para ir a trabajar, se llevó la sorpresa que desconocidos habían abierto la puerta del vehículo y se llevaron su pistola 9 mm.

Fuente: “Rafaela Noticias”.