En lo que va del año, el gobierno provincial asignó un aumento de 56% al precio de los insumos para las raciones y, a su vez, se incrementaron los servicios a más de 11 mil estudiantes.

  El gobierno provincial otorgó una nueva actualización para los insumos de las raciones de comedores y copa de leche que se sirven en las escuelas de la provincia, que alcanza al 56% en lo que va del año. Con este aumento, la inversión anual por todos los conceptos del servicio alcanza a $ 5.116.410.600, es decir $ 1.559.042.238 más que en 2018.

  Además, en los últimos dos años se sirvieron 21.135 nuevas raciones de almuerzo y copas de leche en 120 escuelas que comenzaron a ofrecer el servicio. Cabe destacar que en lo que va de 2019, las nuevas raciones alcanzan un total de 11.314, unas 1200 más de las que se crearon en todo el año pasado. Con este incremento, las escuelas de la provincia sirven diariamente 175.712 raciones de comedor escolar y 449.472 copas de leche.

  La ministra de Educación, Claudia Balagué, explicó que "los últimos dos años, y en especial estos meses de 2019, hemos recibido altas demandas de apertura de servicios alimentarios en las escuelas, lo que pone en evidencia una situación económica crítica en la que muchas familias acuden a las escuelas para pedir ayuda".

  "Por eso hemos decidido, desde el gobierno provincial, reforzar esos servicios no solo con el aumento de la inversión en insumos en cumplimiento de la ley provincial, sino también incrementando la cantidad de partidas asignadas e incluso sumando nuevas escuelas a la red de servicios alimentarios escolares", agregó.

  A partir de este aumento para los insumos alimentarios que rige desde agosto, el valor de cada ración de comedor escolar será de $ 50,62, y el de cada copa de leche ascenderá a $ 17,36. Esos valores incluyen insumos para la elaboración, recursos humanos como los salarios de más de 8000 agentes titulares e interinos que se ocupan de elaborar las comidas y el transporte de las raciones.

  El convenio con el gobierno nacional por el Plan de Seguridad Alimentaria (Refuerzo Nutricional) prevé una inversión de $ 105.354.347 por mes. Este importe se mantiene fijo desde el año 2016, por lo que fue perdiendo su importancia en el valor total de la ración, alcanzando apenas el 2%.