Agustín, Francisco y Esteban juegan desde muy chicos al básquet y tienen un futuro prometedor. Compartir la selección argentina es el anhelo de los jóvenes de Piamonte.

  El apellido Cáffaro ya es bien conocido en el mundo del básquet nacional e internacional. Agustín, el mayor de los hermanos, con sus 24 años está jugando en la Selección Nacional (semifinalista del Mundial de China) y fue fichado por San Lorenzo para la próxima Liga Nacional. Francisco, con solo 18 años ya forma parte de la filas de la Universidad de Virginia en Estados Unidos y Esteban, el menor, todavía viste la camiseta de Trebolense pero su futuro, con 16 años, promete cosas importantes.

  En diálogo con Canal Dos Deportes hace apenas unos días, Esteban fue consultado sobre la posibilidad de vestir, junto a sus hermanos, la camiseta de la Selección Argentina y dijo que “es un sueño que nos encantaría cumplir. Sabemos que en un futuro puede darse y tenemos que trabajar mucho para poder lograrlo”, explicó el jugador de Trebolense.

  Por el momento los tres ya vistieron la camiseta nacional, todos con sus respectivas categorías, y el anhelo de poder jugar juntos en el seleccionado mayor está latente, teniendo en cuenta el gran futuro que tienen por delante los hermanos, quienes según algunos periodistas nacionales especializados, son de las máximas promesas del básquet argentino.

Fuente: canal2tv