El trabajo fue desarrollado por alumnos del 7º de la Escuela Nº 279 “General Martín Miguel de Güemes”. Ahora será presentado en Tecnópolis.

  Sus creadores lo denominaron "Paseo seguro saludable" y se basó en la necesidad de la localidad de contar con un corredor adecuado para que la gente realice caminatas tanto deportivas como recreativas. Actualmente en Landeta no existe ningún espacio destinado a esa actividad y la gente sale a caminar por las calles perimetrales del pueblo, lo que significa un riesgo para su seguridad e integridad física.

  "Los alumnos de la escuela repararon en que la gente que realiza caminatas o sale a correr por las calles del pueblo podían sufrir accidentes con vehículos o episodios como mordeduras de perro o torceduras y caídas por no contar con un espacio adecuado", dijo Sergio Gamarino, el profesor de Educación Física que guió a los niños en el proyecto.

  Como resultado de la investigación, se concluyó sobre la necesidad de lograr un circuito aeróbico y gimnasio a cielo abierto que ofrezca a la gente realizar actividad deportiva al aire libre y de modo seguro. La propuesta fue reacondicionar un monte que existe en la localidad, para quienes están buscando los recursos necesarios.

  Los chicos además consultaron a los vecinos sobre otros aspectos relacionados con el hábito de caminar, como si se realizaban chequeos médicos antes de comenzar con la actividad, y si lo hacían por deporte, recreación o prescripción médica. Además investigaron sobre los problemas crónicos que puede acarrear la realización de la actividad en condiciones inadecuadas, así como los beneficios de la actividad física.

  Para desarrollar el proyecto los alumnos encuestaron a quienes practican esta actividad física para detectar los inconvenientes en el trayecto utilizado para la caminata. Luego indagaron acerca del conocimiento en cuanto a las condiciones ideales para desarrollar esa práctica.

  El segundo paso fue la entrevista a un médico sobre los beneficios de caminar y los recaudos a tomar antes de comenzar. También consultaron a un kinesiólogo para obtener información sobre la forma correcta de ejecutar ese hábito y los problemas que causa el uso de calzado inadecuado sobre un terreno duro y con desniveles. Los chicos también diseñaron carteles para orientar a quienes caminan por las calles perimetrales de Landeta con distintos consejos a seguir durante el recorrido y otros, advirtiendo a los conductores sobre la presencia de deportistas.

  Después dialogaron con el presidente comunal, Juan Domingo Bravo, quien se interesó en el proyecto y gestionó ante el gobierno provincial para concretarlo. Fue así que, a través del coordinador del Ministerio de Gobierno, Luciano Caturelli quien a su vez consultó con la Cámara de Diputados, se lograron los fondos para la primera etapa del proyecto. El diseño y un kit de aparatos para ejercicios en espacios verdes.

  Una vez con los datos en la mano, los alumnos de séptimo desarrollaron un proyecto para incentivar a la gente a dar 10 mil pasos cada día, desde que se levantan a la mañana hasta que se va a dormir a la noche. Además convocaron a la población a una caminata familiar de unos cuatro kilómetros con estaciones para descansar y que además se utilizaron para dar pequeñas charlas informativas sobre los beneficios de caminar y el modo correcto de hacerlo.

Tecnópolis

El proyecto logró pasar así las distintas instancias provinciales de las Ferias de Ciencias y en noviembre estará participando en Tecnópolis. Allí sólo concurrirán dos representantes de los 20 alumnos de séptimo grado. Ellos son Lucas Río Lozano y Martín Calandra. Ahora solo les restará a los alumnos conseguir los fondos o el material de construcción para el sendero.

Fuente y foto: Diario “La Capital” de Rosario.