Por decisión unánime en el Concejo y en acuerdo con el Ejecutivo, se solicitó el relevamiento para conocer el perfil sanitario de la ciudad.

  Desde el 2 al 6 de diciembre se desarrollará en San Jorge un campamento sanitario organizado por el Instituto de Salud Socioambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario. El anuncio fue realizado por los ediles Carlos Ellena, Matías Bracco y Juan Pellegrino junto a los representantes de Medicina, Damián Verzeñassi y Alejandro Vallini. “Es la primera vez que los integrantes de un Concejo en pleno y el intendente peticionan en conjunto para desarrollar este estudio”, indicó Bracco y luego se mostró satisfecho porque “es muy importante conocer el estado de salud de los sanjorgenses a través de un estudio epidemiológico”.

  Bracco afirmó que “hubo un total acuerdo entre mis pares en que necesitamos de esa herramienta tan importante. Podemos decir que este es un anuncio histórico porque por primera vez la ciudad tendrá la posibilidad de contar con datos que seguramente servirán para el municipio, la provincia y la Nación para que se puedan tomar decisiones en materia sanitaria”.

  “Es un desafío que asumimos como parte de la universidad pública con el compromiso de hacer un trabajo de calidad científicamente sólido y socialmente significativo, pero además con la alegría de dar respuesta a un pedido que hace toda una localidad”, dijo Verzeñassi.

  El especialista contó que es la primera vez que se hará un trabajo sobre una ciudad de más de 10 mil habitantes. “Recibimos una nota firmada por todos los concejales y, en la misma línea, otra rubricada por el intendente en la que manifestaban que querían saber cuáles son los temas de salud en San Jorge. Vinimos a una primera reunión para ver cómo transitar ese proceso y luego de hablar con los concejales, con el intendente y su equipo, nos fuimos con la plena convicción de que no podíamos fallarle a la ciudad”, explicó el médico.

  En ese contexto el equipo de trabajo de Verzeñassi definió que el lugar indicado para la práctica final de la cohorte 47 de medicina sería la ciudad más grande del departamento San Martín. “Estamos muy entusiasmados con poder ofrecer información de calidad que permita a quienes deban tomar decisiones hacerlo sobre una base de información concreta”, remarcó.

  Entre profesores, directivos y estudiantes de la Facultad de Medicina serán unas 150 personas las que arribarán a San Jorge el 2 de diciembre para llevar adelante el 40º campamento sanitario. Realizarán encuestas en numerosas viviendas de la ciudad para completar un muestreo, que se definió junto a las autoridades de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Escuela de Estadística de la UNR y con la Universidad de General Sarmiento. Las viviendas a visitar serán asignadas por sorteo y los encuestadores no sabrán los lugares a visitar hasta el momento de comenzar el trabajo.

  También trabajarán con estudios sobre el alumnado de escuelas primarias “ya para conocer qué ocurre específicamente con los niños y niñas de la ciudad”, dijo Verzeñassi. También adelantó que desarrollarán encuestas y talleres de promoción de salud y prevención de enfermedades en escuelas secundarias.

  Otro de los rangos distintivos que tendrá el campamento de San Jorge será la incorporación del trabajo conjunto con movimiento sociales y equipos del sistema de Salud local. “Esto nos permitirá, ya no desde la Facultad pero si desde la UNR, continuar con el desarrollo de actividades de promoción de la salud”, precisó el galeno.

  “Es un auténtico desafío porque se trata de la ciudad más grande de la provincia en la que haremos un campamento sanitario. Comenzamos en diciembre de 2010 con este tipo de actividades y nueve años después cerramos el ciclo en una ciudad que supera ampliamente los 10 mil habitantes”, señaló.

  “Nos estimula pensar lo que puede llegar después”, dijo Verzeñassi a La Capital y adelantó que “es muy probable que por razones internas este sea el último campamento pero, al mismo tiempo, servirá como puntapié inicial para pensar otro tipo de abordajes ya no desde la facultad sino desde la UNR, cuyo rector tomó la decisión de que esa institución se vincule con la sociedad con mayor profundidad”.

  “Quizás podamos pensar en estrategias de vinculación con la población que hagan que ya no se concreten bajo la metodología de campamentos de una carrera sino bajo la forma de dispositivos que convoquen a distintas disciplinas a trabajar en el territorio con distintas comunidades. Está visto que a las autoridades de la facultad ya no les estimula que la conclusión de la carrera de medicina se realice con un campamento sanitario como actividad social integradora pero entendemos que el recorrido que se hizo hasta el momento permitió construir información y poner en evidencia la necesidad de recavarla en las localidades pequeñas”, remarcó.

  “La Universidad de Rosario está dando pasos muy importantes para recuperar el vínculo con la comunidad. En Santa Fe el 70 por ciento de las localidades son de menos de cinco mil habitantes, las que durante mucho tiempo estuvieron fuera de los registros y es una responsabilidad incorporarlas y volverlas a situar en el mapa. Cómo no pensar que en esas localidades debe estar presente el Estado, en este caso a través de la Universidad, para construir información y a partir de allí el desarrollo de estrategias para mejorar la calidad de vida”, afirmó.

  La mayoría de los campamentos se realizaron en localidades de menos de cinco mil habitantes que quedan afuera de las encuestas nacionales de nutrición y salud y de factores de riesgo y se lograron construir a través del proceso de los relevamientos sanitarios realizados a lo largo de estos años. “Creemos que vale la pena seguir con estrategias de vinculación con la comunidad y en San Jorge particularmente, tenemos el gran desafío a partir del profundo interés de sus autoridades y actores sociales para construir un perfil de cuáles son los principales problemas de salud. También compartiremos el objetivo de contagiar solidaridad a partir de la vinculación, el reconocimiento y la construcción conjunta de acciones a futuro”.

  El sistema de campamentos sanitarios despertó el interés de universidades de otros países que recavaron información sobre la metodología aplicada. “La experiencia se replicó por parte de la Universidad Mayor de San Andrés en Bolivia, así como en México y en Europa también hay universidades interesadas en llevar adelante este tipo de estudios”, contó Verzeñassi.

Fuente: Diario "La Capital" de Rosario.