Desde el Municipio difundieron un texto ante “la obligación de aclarar a la comunidad que se encuentran siguiendo los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe”, indicaron.

El comunicado textual:

  “Dadas las consultas acerca de la fumigación aérea como método paliativo de la transmisión de dengue, nos vemos en la obligación de aclarar a la comunidad que el municipio se encuentra siguiendo los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. Es importante remarcar que el dengue es una enfermedad y que es el Ministerio de Salud quien establece los protocolos de actuación ya sea preventivo o en caso de presencia de positivos”.

  “Por su parte el Municipio es un actor convocado por el mismo Ministerio de Salud para aplicar dichos protocolos en nuestra ciudad, debiendo cumplir estrictamente con los mismos y solicitando las autorizaciones correspondientes de cada método a utilizar”.

  “El pasado 21 de marzo, el Departamento Ejecutivo Municipal junto al Honorable Concejo Municipal (DNU Nº 4384 y Resolución del HCM Nº 719) tomaron la determinación de efectuar una aplicación aérea de permetrina, considerando que era un método efectivo a pesar de no ser recomendado dentro del protocolo de la Dirección Provincial de Promoción y Prevención de la Salud dependiente del Ministerio de Salud, en el marco del programa Provincial de Zoonosis y Vectores”.

  “Posterior a dicha aplicación aérea, integrantes del Colectivo “Cultura Orgánica”, presentaron su disconformidad respecto a la misma y entregaron un informe el cual contenía recomendaciones y alertaron al municipio que en caso de repetirse esa metodología de fumigación, iniciarían acciones penales contra los funcionarios municipales y aplicadores por considerarlo ilegal”.

  “Posteriormente el Ministerio de Salud envió a nuestra ciudad en dos oportunidades una empresa para realizar fumigación espacial bajo el método humificador termonebulizador y se aplicó insecticida piretroide residual emulsionado de baja formulación en toda la ciudad. Además, desde los primeros días de marzo, el municipio creó cuadrillas especiales para que realicen fumigaciones domiciliarias (casa a casa), desmalezado y descacharrado puerta a puerta. Por otro lado, se aplican constantemente larvicidas en canales pluviales de la ciudad y todo aquel lugar que contenga agua estancada y se efectuaron nivelaciones de terrenos y desmalezado de lugares públicos”.

  “Lamentablemente hasta que la comunidad no comprenda que la única forma de frenar el dengue es interrumpiendo el ciclo de reproducción del mosquito, será imposible frenar esta enfermedad. La fumigación solo mata al mosquito adulto y al día siguiente nacen nuevamente los que están en desarrollo en los lugares que acumulan agua dentro de cada domicilio. Por eso se viene haciendo énfasis en la importancia que tiene que cada vecino descacharre, mantenga limpios viviendas y terrenos, vacíe las piletas de natación o las filtre y coloque cloro diariamente, para poder cortar la reproducción de este transmisor, ya que cuando el personal municipal llega a los domicilios aun hoy se siguen encontrando con que muchos ciudadanos no han efectuado el descacharrado y desmalezado correspondiente y siguen permitiendo la reproducción del Aedes Aegipty”.

  “Sin agua no hay mosquito, sin mosquito no hay dengue”.