Oscar Caloni y Sergio Banchio idearon un proyecto para que sea evaluado en Liga San Martín y por autoridades idóneas en materia de Salud. Se basaron en normas internacionales y la idea es que progresivamente los jugadores comiencen a tomar contacto con la pelota en grupos reducidos y bajo estrictas medidas de seguridad. Fuente: "Bumerang News".

  No existen certezas sobre la vuelta al deporte en la República Argentina. La semana pasada, incluso, se deslizó la posibilidad que la Liga San Martín retorne aproximadamente en el mes de septiembre, aunque sin nada oficial. Sin embargo, las ansias para volver a pisar un campo de juego y entrar en contacto con la pelota crecen día a día. Por eso, Oscar Caloni y Sergio Banchio – hoy en San Martín de Carlos Pellegrini – pusieron manos a la obra y armaron un Protocolo de Bioseguridad para que sea analizado por autoridades para habilitar las prácticas bajo estrictas normas de higiene.

  El protocolo fue diseñado para ser presentado ante el presidente de la liga San Martín, Juan Dertiano, para que evalúe junto con el resto de la Comisión Directiva de la casa madre del fútbol departamental. De acuerdo a lo que explicaron, el proyecto también deberá ser exhibido a personal idóneo y a autoridades correspondientes para su aprobación. “El Protocolo de Bioseguridad está adecuado a las medidas sanitarias recomendadas por organismos nacionales e internacionales de la salud, se asemeja a lo presentado por Talleres de Córdoba, inspirado en el fútbol alemán donde varios clubes retomaron a las prácticas sin dejar de lado varios recaudos”.

  Lo autores de la iniciativa remarcaron que el proyecto tiene sus ventajas para ser adaptado de acuerdo a las pequeñas localidades que posee el departamento San Martín, en el cual hasta el momento no se han registrado casos positivos de Covid-19 y los deportistas no utilizan el transporte público para trasladarse, evitando así la aglomeración de gente y reduciendo el riesgo de contagio.

  Se trata de “una propuesta para comenzar con los entrenamientos de manera segura y progresiva, evitando el riesgo de contagio, donde el objetivo principal es que se puedan realizar actividades físicas al aire libre”.

  Por eso, la iniciativa plantea entrenamientos semanales adaptados a la situación de emergencia sanitaria actual: la creación de grupos de entre 10 y 12 jugadores organizados en turnos de 60 minutos a una distancia de 15 metros en sí. También se establece dentro de un espacio no menor a los 4.500 metros cuadrados.

Fuente: "Bumerang News".