Luego del "apagón educativo de la semana pasada, los docentes dispusieron un cese de actividades para este martes y miércoles. La media se plegará a los feriados nacionales del 9 y 10, adelantando así la fecha de cierre del cuatrimestre.

to se da en el marco de la discusión iniciada sobre cómo será la modalidad a implementarse en la segunda parte del año escolar. Y en un contexto de marcadas diferencias entre gremios docentes y gobierno provincial.

  Mientras comienza a discutirse cómo será la modalidad a implementar en la segunda parte del año escolar a causa de la pandemia, los docentes anticiparon el final del primer cuatrimestre ante las diferencias con el gobierno provincial. Luego del “apagón educativo” llevado adelante la semana pasada, dispusieron un cese de actividades para este martes 7 y el miércoles 8 de Julio, que se plegará con los feriados nacionales, adelantando la fecha de cierre. Esta vez, el motivo fue el malestar generalizado que despertó el cronograma de pagos de los sueldos del mes de junio.

  Advirtiendo la preocupación de que no se cumpla con los tiempos establecidos por ley, los gremios docentes anunciaron la retención del débito laboral durante los dos últimos días. Rodrigo Alonso, representante de los maestros públicos en el departamento La Capital, transmitó el rechazo del sector: “En esta situación de emergencia, no puede ser que los docentes seamos quienes desde nuestro propio bolsillo sostengamos a la escuela pública. Nos preocupa que no se lea esta realidad. Es inadmisible, el gobierno tiene que accionar en favor de los derechos de los trabajadores y de la educación misma”, dijo a El Litoral. 

  Si bien luego de los feriados se dará por terminado el atípico primer cuatrimestre del ciclo lectivo 2020, los docentes continúan realizando actividades administrativas y de capacitación que también pueden verse suspendidas. “En caso que en esos días el gobierno tampoco abone, las acciones se van a continuar hasta tanto cada trabajador perciba los haberes que le corresponden por el mes de junio”, sostuvo el secretario general de la seccional local de Amsafe. 

Vaivenes

El 19 de marzo la paritaria 2020 quedó suspendida. Con las alarmas encendidas ante el avance de la pandemia, el gobierno decidió postergar las negociaciones con los gremios, quienes reclaman que el último aumento percibido fue en diciembre pasado, correspondiente a la cláusula gatillo acordada en la paritaria de 2019. Ambas partes se volvieron a encontrar en una reunión paritaria técnica presencial, donde se comentaron ideas para imaginar el progresivo regreso a clases. Pero no se entregaron especificaciones sobre lo salarial ni las condiciones de trabajo.

  Aunque son varios los temas considerados pendientes, el primer lugar lo ocupa la cuestión económica. “Es inadmisible que no tengamos un reconocimiento por nuestro trabajo en las condiciones que estamos atravesando, en donde los maestros trabajan el doble que antes. Debería haber un aumento de emergencia tanto para los compañeros activos y jubilados”, consideró Alonso. 

  Por otra parte, las declaraciones (“quien no cumpla, se le descontará el día”) del secretario de Trabajo de la provincia, Juan Pusineri, no fueron bien recibidas desde el otro lado de la mesa. “Esto es un error. El que incumple es el gobierno provincial. Nosotros, al día de hoy, seguimos en funciones al igual que el primer día. La decisión política tiene que ser sentarse a discutir y el eje tiene que ser los salarios, la evaluación del momento que estamos atravesando y la forma de sostener el vínculo. Pero la solución nunca puede ser una amenaza. Si creen que de esa forma los docentes vamos a dar un paso atrás, están equivocados. Los docentes vamos a hacer valer nuestros derechos”, apuntó el delegado de Amsafe. 

  En tanto que, desde Sadop, también repudiaron la opinión del funcionario y aclararon que “la retención de crédito laboral no tiene ningún riesgo de descuento salarial ya que es la respuesta legal a la falta de pago del sueldo mensual por parte de las patronales”.

Fuente: Diario "El Litoral" de Santa Fe.