Liberan accesos tras declarar circulación comunitaria. La decisión la tomaron en Cañada Rosquín y Carlos Pellegrini - Dpto. San Martín-, quienes además habilitaron actividades que se encontraban suspendidas. En María Susana también tomaron la misma medida. Desgaste de la comunidad, cansancio físico y mental de empleados comunales, algunas de las razones. Por Rodrigo Pretto.

  Pasó poco más de un mes desde la confirmación del primer caso positivo de coronavirus en el Departamento San Martín. Y a lo largo de esos más de 30 días, la región superó los 560 contagios. También registró seis fallecidos. En tal contexto, algunas localidades decidieron luego de un semestre de aislamiento levantar los controles en los accesos principales y vías secundarias que llegan desde los sectores rurales.

  María Susana, Cañada Rosquín y Carlos Pellegrini -estas dos últimas con circulación comunitaria de Covid- anunciaron las medidas. Desgaste de la población en general, cansancio físico y mental del personal y el alto costo para sostener los puestos de vigilancia son algunas de las razones. “El virus ya entró. Ahora debemos redoblar esfuerzos para enfocarnos en inspecciones internas para que no continúe propagándose”, coincidieron los presidentes comunales de las localidades que en las últimas semanas han tenido un fuerte aumento de contagios. 

  La situación epidemiológica en la región es, si se quiere, dispar. De las 17 localidades que componen el departamento San Martín, sólo cinco resisten y hasta la fecha no registran positivos. En el resto la pandemia ya tocó tierra firme, aunque existen puntos críticos y otros donde el escenario muestra una curva de contagios amesetada. Sin embargo, es un hecho que de a poco el mapa se va pintando de rojo y el Covid avanza sin freno. Los diferentes gobiernos fueron tomando medidas para evitar la expansión del mismo, restringiendo actividades comerciales y recreativas. Pero tras más de 6 meses, tres comunidades anunciaron la liberación de los controles sobre la ciudad.

  Desde la Junta de Protección de Carlos Pellegrini adelantaron que a partir de la 0 hora de este domingo finalizan los controles en los ingresos. Las razones esgrimidas ante la decisión se basan en que la localidad ya tiene circulación comunitaria de coronavirus.

  “Hemos decidido levantarlos ya que los mismos existieron hasta la fecha para tratar de contener o evitar que el virus ingrese a la comunidad. Ahora ya no tiene sentido. En este momento necesitamos a todos los inspectores recorriendo el ejido urbano para que se cumplan los protocolos en los comercios y el uso obligatorio del tapabocas”, indicó la presidenta comunal, Marina Bordigoni.

  Asimismo, también anticiparon una serie de medidas paralelas. Los comercios podrán extender el horario de atención hasta las 20.30, mientras que bares y restaurantes quedarán habilitados para tener sus puertas abiertas hasta la 1.30 con una capacidad de ocupación permitida del 50%. Las mesas tendrán que ser de seis personas como máximo. También se retomarán las caminatas, actividades recreativas y los espacios públicos. De esta forma, Carlos Pellegrini deja atrás la Fase 3 a la cual debió retroceder hace algunas semanas para regresar a la nueva normalidad.

  “Ya no tiene sentido tener controles en los ingresos porque el virus ya entró”, coinciden en los gobiernos locales. En la imagen, el acceso a Cañada Rosquín, ya sin control.Foto: Gentileza

Otros casos

Una situación similar tomaron en Cañada Rosquín. Ulises Puntonet, presidente comunal, decidió el último viernes abrir los ingresos y concentrar las fuerzas internamente. “El virus ya lo tenemos dentro de la comunidad, por eso no tiene sentido continuar con controles en los accesos. La idea, cuando colocamos los puestos en los ingresos, era evitar que llegue. Ahora ya circula. Por eso tenemos que redoblar los esfuerzos para que se cumplan todos los protocolos dentro de la localidad y evitar que se siga expandiendo”, enfatizó. 

  Acompañando la liberación en los accesos, la Comuna anunció que los comedores, bares, heladerías y confiterías podrán retomar su funcionamiento con público de manera presencial pero con una capacidad ocupada máxima del 30%. 

Sin circulación comunitaria pero con accesos liberados 

Omar Arce, presidente comunal de María Susana, anunció que liberará a partir de este lunes 5 de octubre los ingresos a la localidad. La decisión, según explicaron, se tomó en vista “al desgaste de la comunidad en general, cansancio físico y mental de empleados comunales, de tránsito y trabajadores que se ocupan diariamente de esta labor”.

Desde el gobierno aclararon que no habrá ningún tipo de desvinculación sobre los controles dentro del ejido urbano, sino que las energías se enfocarán en el fortalecimiento de la responsabilidad individual, la consolidación de los hábitos de cuidado personal y, sobre todo, el estricto cumplimiento de los protocolos se seguridad sanitaria. “Es hora, después de más de 190 días de cuarentena y aislamiento, que cada susanense sea responsable de sus actos individuales y solidarios hacia todos los otros miembros de la comunidad”, destacaron.

Fuente: Diario "El Litoral" de Santa Fe.