El ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, piensa que la mejor manera de resolver el reclamo que hizo la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, ante la Corte Suprema, por la ampliación del Fondo del Conurbano es a través del diálogo político en el Congreso y no por la vía judicial. Pero además Saglione opina que se debe discutir, en el mismo ámbito, la distribución de recursos para obras públicas: “Este año Santa Fe recibió el 1,2% de los recursos cuando representamos el 9% de la población”.

  Vidal ha llevado a la Corte una demanda para obtener mayores recursos. El origen del planteo tiene que ver con una ley de 1996 que congeló el Fondo del Conurbano en 650 millones de pesos anuales para la mayor provincia del país; si el reclamo de Vidal prospera, Santa Fe perdería unos 7.000 millones de pesos anuales. En ese marco, el gobernador Miguel Lifschitz se reunió la semana pasada en Buenos Aires con la mayoría de sus pares para acordar una postura ante la Nación.

  El Fondo del Conurbano fue creado en 1992 como respuesta a un planteo de Eduardo Duhalde que buscaba recomponer los ingresos que recibía la provincia de Buenos Aires por coparticipación federal. Se conforma con recursos que surgen de la recaudación del impuesto a las Ganancias. El tope fijado en 1996 es independiente de la recaudación de Ganancias. En ese momento se estableció el excedente del Fondo del Conurbano por el cual los recursos que surgen de esa recaudación, ya superados los 650 millones, se distribuyen entre las otras provincias excluyendo a Buenos Aires.

  “Abandonada la convertibilidad, en 2002, proceso inflacionario mediante, la recaudación del impuesto a las Ganancias empieza a crecer y el excedente también crece”, explicó el ministro Saglione. “Hoy, todas las provincias recibimos por ese concepto un monto superior al que la propia jurisdicción de Buenos Aires recibe por el Fondo el Conurbano. El planteo que hace la gobernadora (Vidal) ante la Corte es que ese fondo ha quedado desactualizado y por eso pide que se elimine el tope nominal”.