Lo confirmó el funcionario del Ministerio Público de la Acusación. Además, agregó que se trata de personas conocida de la joven. Por otro lado, se conocieron los datos preliminares de la autopsia.

  En la mañana de este miércoles el fiscal Carlos Zoppegni regresó a la escena – camino rural lindante a ruta 13 – donde María Florencia Gómez fue asesinada. El funcionario del Ministerio Público de la Acusación, después de la información recaba por forenses, sostuvo en declaraciones a la señal C5N que hay sospechosos del crimen. “Estamos trabajando sobre una serie de personas que podrían tener algún tipo de participación en el hecho, con la reserva natural del caso para el público”.

  El femicidio de la joven en la ciudad de San Jorge sigue conmocionando a la región. Sin detenidos todavía por el asesinato del pasado lunes, las líneas de investigación avanzan. Y Zoppegni adelantó algunos datos que ya manejan en la fiscalía. El funcionario del MPA aseguró que hay individuos identificados a quienes se los está investigando como posibles autores. “Son todas personas conocidas de Florencia”, indicó.

  Asimismo, y de acuerdo al informe preliminar de la autopsia que se conoció en la mañana de este miércoles, la causa de muerte de víctima fue por múltiples traumatismo de cráneo. “Teníamos una serie de golpes en la frente con golpes de puño. El golpe mortal fue cuando la chica ya está en el suelo. Suponemos que puede haber habido un acto sexual para posteriormente rematarla con una piedra en la nuca”, detalló el magistrado que entiende la causa.

  Asimismo, Zoppegni indicó que tanto el elemento con el cual fue asesinada Florencia como su teléfono ya se encuentran en poder los investigadores. “Tanto la piedra como el celular, que estuvo muy bien escondido por el autor del hecho porque lo encontramos en otro cañaveral que está a unos 100 metros de la escena del crimen, fueron encontrados”, y agregó: “Según la autopsia entendemos que el golpe de gracia es cuando ya está en el piso y en la nuca, cuando estallaría el cráneo y muere de manera inmediata”.

  En tanto, también se descartó por completo que el móvil del asesinato haya sido un robo. Por eso, ahora las líneas de investigación son dos, aunque una es la que toma más fuerza. “Tenemos como hipótesis que Florencia fue sorprendida por el autor del crimen porque es un lugar que si alguien se encuentra escondido es difícil verlo. O bien la otra posibilidad es que sea una persona conocida y ella haya confiado para encontrarse allí. Por eso se secuestraron todos los soportes tecnológicos que la chica tenía en su domicilio, ya que el contacto se podría haber realizado por redes. Si autor del crimen hubiera hecho el contacto vía telefónica, no hubiese dejado el celular escondido y lo habría destruido”.

  De acuerdo a los primeros datos que arrojó la autopsia, no se observaron signos de defensa por parte de Florencia, aunque concatenado con lo que es el infirme de la necropsia, investigadores suponen que la línea más firme es que haya sido sorprendida y golpeada de forma inmediata. “No tiene signos de rasguños en antebrazos ni en las palmas de las manos. Lo lógico es que cuando uno es sorprendido por golpes de puño trate de atajarse”, indicó.

  Zoppegni aclaró, además, que la joven militante acostumbraba a realizar las caminatas por el camino rural acompañada por una amiga, pero en esta ocasión quedó acreditado que lo hizo sola luego de revisar imágenes fílmicas donde se la observa ingresar sin compañía al lugar. “También sabemos que se iba comunicando con compañeras vía whatsapp. Hemos determinado por medio del GPS que el hecho ocurre entre las 13.45 y las 14, que es cuando deja de contestar los mensajes. Eso lo pudimos obtener gracias a dar con el celular de la víctima”.

  Para cerrar, el fiscal explicó que avanzan también sobre la presunción que el autor del crimen haya sido una única persona. “Hay un tironeo en una sola parte de la ropa superior, por eso suponemos que el arrastre del cuerpo fue realizado por un solo individuo”.

Fuente: “Bumerang News”.