Para el fiscal Carlos Zoppegni el asesino está delante de sus ojos. "No hay crimen perfecto, sino investigaciones imperfectas, y estamos tratando de invertir esa variable", asegura. Hubo requisas en los últimos días y teléfonos peritados. La familia de la joven será querellante. Fuente: "Bumerang News".

  A nueve días del femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou en la ciudad de San Jorge, la investigación avanza en medio de un fuerte reclamo de justicia. Para el fiscal Carlos Zoppegni, quien cometió el crimen está delante de sus ojos, causa por la cual se analizan datos e informaciones minuciosamente para no desviar el camino y reducir el margen de error para dar con el asesino de la joven. “Hoy tenemos un asesino libre. Eso nos preocupa y nos ocupa. No sabemos si esta persona puede volver a cometer un crimen. Por eso no es que nos tomamos nuestro tiempo, lo que pasa es que lo rápido no siempre es lo eficaz y efectivo”, sostuvo en declaraciones a Radio Estilo, 104.5, Carlos Pellegrini. La familia fue constituida como querellante en las últimas horas. Hubo requisas en domicilios y no se descarta la participación de más de una persona en el hecho.

  Desde el pasado lunes 12 de octubre cuando la joven militante del Partido Comunista y activa luchadora por los derechos de las mujeres fue asesinada en un camino rural de la ciudad de San Jorge la causa aún no tiene detenidos. Una vez más, Zoppegni volvió a remarcar que las líneas de investigación no descartan la participación de otras personas el femicidio. “Hay muchas cosas que estamos analizando. Tenemos información que llega minuto a minuto con declaraciones, filmaciones, personas que aportan datos. Eso lo debemos sistematizar, y la forma es hacer un trabajo serio, coherente y responsable para sacarle el jugo a esa documentación. Hubo requisas en estos días con colaboración de aquellas personas que estaban involucradas, donde ninguna mostró resistencia”.

  El fiscal que entiende en la causa adelantó que durante esta semana comenzaron las pericias biológicas e histopatologías, situación que se realiza con control de la defensa y la cual requiere el transcurso de ciertos plazos para las notificaciones pertinentes del caso. “Es algo que no se puede hacer de manera inmediata. Hay veces que son pruebas irreproducibles. Nosotros somos cautelosos y tratamos de manejar este tipo de estudios con profesionales idóneos. A medida que van llegando esos informes, se evalúan nuevas órdenes que se van concatenando o bien procesando con los datos que tenemos. Por eso estamos organizando cada medida para ir coordinadamente y evitar pisarnos”.

 Asimismo, el magistrado aclaró que hasta el momento se manejan diferentes teorías al respecto del femicidio, y en donde de manera paralela se trabaja sobre aspectos de la investigación vinculados al perfil psicológico de la persona que podría haber cometido el asesinato. “Cualquier individuo puede eliminar los rastro físicos, pero nunca su conducta, el sello o la firma. Ningún delincuente lo puede omitir, todos dejan su firma. Hay un viejo refrán que dice ´dime cómo matas y te diré quién eres´. En función de eso se generan las hipótesis de ingreso y egreso al lugar de la escena del crimen”, se explayó.

  De esta forma, desde la Fiscalía intentan cubrir todo tipo de aristas en función de los datos que se van suministrando, chequeando cualquier posible coartada existente. A lo largo de estos días, de acuerdo a lo que informaron, aparecieron un sinnúmero de teléfonos celulares a peritar sin ningún tipo de oposición de sus titulares. “Estoy convencido que el que cometió el hecho está delante de mis ojos, el tema es la habilidad para descifrarlo y en función de esos datos discernir y aportar evidencias que a mí me permitan ir a una audiencia y convencer al juez que una persona cometió el crimen”, sostuvo Zoppegni.

  En la misma línea, aclaró que por la etapa en la que se encuentra la investigación tomó la decisión de decretar las reservas de todas actuaciones a la prensa, ya que es en este momento donde comienzan a llegar los resultados de las diligencias. “Ese es el motivo por el cual tengo que reservar información y ahondar en investigación. No hay que olvidarse que a veces un dato erróneo genera resultados erróneos, entonces todos los que trabajamos en el tema debemos estar abocados únicamente en esto para llegar a buen puerto. Yo soy de los que piensa que no hay crímenes perfectos, sino investigaciones imperfectas. Estamos tratando de invertir esa variable que se está dando hasta la fecha, y eso requiere esfuerzo, dedicación y mucha concentración”.

  Zoppegni dio precisiones sobre el accionar de la Fiscalía desde el minuto en cual se anoticiaron del asesinato de Florencia. “En un primer momento, lo que se ha hecho fue trabajar en la escena del crimen. Y en torno a eso, todas las medidas vinculadas al ingreso y egreso de la víctima y del imputado. Eso está sustentado en un trabajo que ha hecho Trata de Personas, la PDI de San Jorge y Santa Fe sobre el relevamiento de cámaras de video vigilancia y las capturas de antenas que usamos en estas investigaciones”, destacó y agregó: “Luego viene la reconstrucción de las últimas horas de la vida de la víctima que está traducida en una importante cantidad de testimonios que vamos desglosando uno por uno”.

  En las últimas horas, la madre de Florencia Gómez se ha constituido como querellante en la causa penal, de modo tal que junto a sus abogados – Carolina Walker Torres y Matías Pautasso – ya se encuentran colaborando con la Fiscalía.

  Para Zoppegni, el trabajo de la fiscalía se pondrá en valoración cuando exista alguna condena por el femicidio. Días atrás, los abogados de la familia de Florencia Gómez habían destacado las tareas que vienen llevando adelante quienes encabezan la investigación.

Fuente: "Bumerang News".