Los empleadores podrán decidir si dan o no el día libre a sus empleados. Conocé la "letra chica".

  Los feriados “puente” establecidos este viernes por el Gobierno para los próximos dos años no serán feriados. Son “días no laborables”, como el Jueves Santo o el Día de Acción por la Tolerancia y el Respeto entre los Pueblos, que recuerda el Genocidio Armenio.

  De esta manera, cada empresa podrá decidir si darles o no el día libre a sus empleados. Y los que estén obligados a cumplir con sus tareas habituales no recibirán un plus salarial.

  En los días no laborables no hay actividad en la administración pública ni se dan clases en las escuelas y universidades. Pero en la actividad privada prima la voluntad del empleador.

  Según publicó Clarín desde el Ministerio del Interior, la nueva implementación de los puente como “días no laborables con fines turísticos” fue decidida por el Gobierno para contentar a dos sectores que en estos casos tienen intereses contrapuestos: el turismo y las empresas. Mientras que en hoteles y ciudades que son destinos populares entre los viajeros destacan la importancia de contar con más movimiento interno, en la industria festejan la poder decidir si parar o no sus actividades.

  Según lo publicado esta mañana en el Boletín Oficial, los días no laborables con fines turísticos de 2018 serán el 30 de abril, 24 y 31 de diciembre, los tres lunes previos al Día del Trabajador, a Navidad y a Año Nuevo. En tanto, en el 2019 los “puentes turísticos” serán el 8 de julio, el 19 de agosto y el 14 de octubre, que anteceden al Día de la Independencia, al aniversario de la muerte del general José de San Martín y al Día de la Diversidad Cultural.

Fuente: “Punto Biz”.