La empresa La Tarantela se haría cargo de los 40 trabajadores que quedaron vinculados a ese lugar donde se fabricaba mozarella.

  Este lunes empleados de mantenimiento ingresaron a la planta que la empresa SanCor tenía en la localidad de Centeno, departamento San Jerónimo, y el pueblo se ilusiona con la reapertura de la fábrica de mozarella. Tal como había trascendido hace meses sería la empresa La Tarantela que actualmente está radicada en provincia de Buenos Aires.

  Uno de los trabajadores que desde abril de este año está sufriendo la inactividad de la planta, Claudio Ordóñez, contó en Radio 2 de Rosario que la empresa que se hace cargo de la fábrica en la localidad santafesina sobre la ruta 34 “se especializa en la fabricación de mozzarella y SanCor Centeno también se especializaba en ese producto”.

  “Hoy por hoy hemos quedado 40 compañeros”, aseguró el vocero de los empleados, que además detalló que “hubo 13 compañeros a los cuales se les ofreció el retiro voluntario y lo aceptaron”.

  Por otra parte, Ordóñez aseguró que “a seis compañeros les ofrecieron un traslado a la planta de Gálvez, pero no lo aceptaron y fueron indemnizados”.

  “Estamos muy conformes porque vamos a estar todos bajo el convenio de trabajo de (el gremio) Atilra y nos van a respetar antigüedad, categoría”, aseguró Ordóñez quien también se mostró optimista sobre la recuperación de la planta que lleva unos ocho meses cerrada: “Pensé que la planta iba a estar más deteriorada, pero la verdad que no. Estoy seguro que entre todos los compañeros la vamos a poner en condiciones muy pronto”.

  Por último, el trabajador recordó cómo fue el proceso de lucha para sostener la fuente de trabajo que incluyó cortes de ruta y el apoyo de la población de Centeno que hoy está feliz por la inminente reapertura de la fábrica.

Fuente: Diario “Uno” de Santa Fe.