Mientras el GIRSU Micro Región 2D avanza con las negociaciones para quedarse con un terreno destinado a la instalación del predio de relleno sanitario, Cañada Rosquín se sumó al Consorcio integrado entre Municipios y Comunas de los departamento San Martín y Castellanos. Ahora, recibirán un aporte millonario de Nación para comenzar a ordenar los loteos residuales.

  Sobre el cierre del año, el GIRSU Micro Región 2D anunció una buena noticia. Luego de mucho tiempo de diálogo y negociación, Cañada Rosquín se sumó al equipo de trabajo zonal y se transformó en la localidad número 12 en integrar el Consorcio. Municipios y Comunas avanzan para comenzar con el ordenamiento de basurales a cielo abierto y recibirán equipamiento de Nación por un monto aproximado de $120 millones. A su vez, buscan cerrar acuerdo con dueño de tierras en San Jorge donde se concentraría el predio de relleno sanitario para reciclar unas 50 toneladas de residuos diarios.

  El proceso comenzó en 2018 cuando desde el Consorcio comenzaron a trabajar en la unificación de los dos Consorcios proyectados en la zona con la intención de impulsar un ente regional conjunto. Desde ese entonces, iniciaron contactos con las localidades de El Trébol, Carlos Pellegrini y Cañada Rosquín para conformar un equipo de trabajo global e integrado. “Empezamos a mostrarle el plan, el proyecto y cómo veníamos trabajando”, contó Gustavo Demarchi, gerente del GIRSU Micro Región 2D.

  Fue Carlos Pellegrini quien se sumó inicialmente y sobre el cierre de este 2020, Cañada Rosquín hizo lo propio para transformarse en la localidad número 12 de los departamentos San Martín y Castellanos que componen el GIRSU Micro Región 2D. “Continuamos con las gestiones con otros Municipios y Comunas que actualmente no están en el Consorcio para que se sumen. Esto simplifica el trabajo de toda la zona porque no quedan huecos de jurisdicciones sin cubrir y simplifica la planificación a nivel regional. Después se complica a la hora de conseguir consensos porque somos cada vez más”, explicó Demarchi.

La idea de sumar

Actualmente, son 10 las jurisdicciones del departamento San Martín y otras 2 de Castellanos quienes componen el GIRSU. La intención de la gerencia es avanzar, de a poco y a medida que se pueda, en la integración de un Consorcio que involucre a la mayoría de los puntos del centro oeste santafesino. Pero a pesar de eso ya descartan que todas formen parte del grupo. Las razones son dos: logísticas de epicentro del sitio de relleno sanitario y distancias para formar un proyecto económicamente viable. “No podemos hacer que una ciudad que está en la punta del departamento se sume con nosotros cuando tiene un Consorcio más cercano”, deslizó Demarchi.

Un predio que espera

Lo cierto y certero es que el predio que se utilizará como relleno sanitario estará ubicado en la ciudad de San Jorge. A pesar de eso, el Consorcio se encuentra realizando los estudios necesarios de impacto ambiental que determinen que los terrenos son aptos para el proyecto. “La zonificación hídrica es uno de esos puntos para corroborar que no es inundable – requisito normativo más importante –”.

  Y una vez que se apruebe la aptitud de las tierras, vendrá una etapa de negociación con titulares de los campos. “Es uno de los temas más complejos por los importes y porque estamos en una zona agrícola ganadera. Necesitamos suelos con servicios, que no sean bajos y estén cercanos a las rutas. Entonces eso le agrega valor a la hectárea y hace que uno deba tener mucho cuidado del predio que elija. Tenemos que asegurarnos que los no tengan inconvenientes técnicos para llevar adelante el proyecto”, indicaron.

El avance de puntos verdes

Municipio y Comuna vienen, desde hace un tiempo y en la forma que pueden, avanzando en la conformación de puntos verdes en diferentes sectores de cada localidad. Entre fines de 2018 y principios de 2019, desde el Consorcio iniciaron una cruzada para trabajar en la separación en origen, principalmente como mecanismo de concientización en la población – actor fundamental en la gestión de residuos –. “Nosotros podemos tener buenas ideas, proyectos, intenciones políticas. Pero sin la participación y compromiso de ciudadanos esto es imposible llevar adelante”, sostuvo Demarchi.

Millonaria inversión para ordenar basurales

A principios de octubre, el gobierno de Santa Fe y Nación promovieron la firma virtual del convenio correspondiente al Plan Federal de Erradicación de Basurales a Cielo Abierto. El mismo incluyó al Consorcio GIRSU Micro Región 2D, único beneficiado en la provincia. El acuerdo implica equipamiento vial necesario para la gestión integral de los residuos por un monto aproximado de $120 millones. “Es una ayuda importantísima para ordenar, en esta primera etapa, los basurales a cielo abierto existentes. Aunque no se crea, en algunas localidades hay más de un terreno donde se depositan residuos”, indico el gerente del cuerpo.

  Con el programa se beneficiarán las localidades integrantes del Consorcio GIRSU Micro Región 2D: San Jorge, Sastre, Piamonte, María Susana, San Martín de las Escobas, Las Petacas, Garibaldi, Castelar, María Juana, Crispi, Cañada Rosquín y Carlos Pellegrini. Así, el acuerdo significa un impacto directo para más de 60 mil habitantes que se constituyen en una zona que tiene en la actualidad más de 20 basurales a cielo abierto.

El Trébol como ente solitario

La Municipalidad de El Trébol, a decir verdad, es quien más avanzada está en la materia. Comenzó con un programa individual y hoy la separación de residuos ya es una realidad en pleno funcionamiento. Hasta 2019, las conversaciones se mantuvieron con la gerencia del Consorcio GIRSU Micro Región 2D. Sin embargo, al no prosperar, todo se desvaneció. “Nosotros tenemos una visión distinta, que es promover algo más sustentable económicamente. Cuantos más habitantes somos, el sistema hace que los contribuyentes paguen menos. Es lo que venimos planteando desde el inicio cuando éramos 9 localidades”, explicó Demarchi.

Fuente: "Bumerang News".