Conocé cuáles son las comorbilidades y condiciones que se tendrán en cuenta para aplicar las primeras dosis en esta franja etárea.

En la reunión presencial del Consejo Federal de Salud (COFESA) que se desarrolló hoy, los ministros de Salud de la Nación y de las provincias acordaron priorizar completar los esquemas de vacunación contra COVID-19 en agosto con la meta inicial de alcanzar al 60 por ciento de la población de 50 años y más con las dos dosis.

Durante el encuentro, los funcionarios también consensuaron las condiciones de priorización para la inscripción de los adolescentes entre 12 y 17 años en los que se comenzará a aplicar la vacuna de Moderna contra la enfermedad COVID-19.

De esta manera, la vacunación en este grupo etario incluirá en una primera etapa personas entre 12 a 17 años con:

Diabetes tipo 1 o 2.
 
Obesidad grado 2 (IMC > 35) y grado 3 (IMC > 40).
 
Enfermedad cardiovascular crónica: insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, hipertensión pulmonar. Cardiopatías congénitas.
 
Enfermedad renal crónica (incluidos pacientes en diálisis crónica y trasplantes). Síndrome nefrótico.
 
Enfermedad respiratoria crónica: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave. Requerimiento de oxígeno terapia.
 
Enfermedad grave de la vía aérea. Hospitalizaciones por asma.
 
Enfermedad hepática: Cirrosis. Hepatitis autoinmune.
 
Personas que viven con VIH independientemente del CD4 y CV.
 
Pacientes en lista de espera para trasplante de órganos sólidos y trasplante de células hematopoyéticas.
 
Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o “activa”.
 
Personas con tuberculosis activa.

Personas con discapacidad intelectual y del desarrollo.

Síndrome de Down.

Personas con enfermedades autoinmunes y/o tratamientos inmunosupresores, inmunomoduladores o biológicos.

Adolescentes que viven en lugares de larga estancia.

Personas gestantes de 12 a 17 años con indicación individual.

Personas con carnet único de discapacidad (CUD) vigente.

Personas con pensión de ANSES por invalidez aunque no tengan CUD.

Personas con pensión de ANSES por trasplantes aunque no tengan CUD.