El Enress recomendó volver al uso de fuentes subterráneas debido a los inconvenientes causados por la bajante del Paraná y al mayor aporte de los ríos que lo alimentan.

  El Ente Regulador de Servicio Sanitario (Enress) informó que hay un incremento en la salinidad de aguas del río Coronda, del cual se nutre el acueducto Centro Oeste. La planta, operada por Aguas Santafesinas S.A, brinda servicio a 13 localidades. Por esa razón, todos estos poblados deberán a volver a tomar agua de las napas subterráneas.

  El Enreess le recomendó a: Monje, Díaz, San Genaro, Clason, Centeno, Totoras, Las Rosas, Las Parejas, Bouquet, Montes de Oca, María Susana y Los Cardos, que dejen de consumir el agua. A estas se le suma Coronda, que también se nutre del río homónimo pero no mediante el acueducto.

  Los registros de sales naturales disueltas sobre el río Coronda fueron mayores a los obtenidos en otros puntos de abastecimiento. A partir de esta situación, el organismo recomendó que esas poblaciones, que reúnen a más de 70 mil personas, dejen de utilizar ese servicio para consumo humano. El fenómeno obedece a la bajante del Paraná y al mayor aporte de los ríos que lo alimentan.

  Los sistemas de tratamiento de agua subterránea se usaban antes de la puesta en servicio del Acueducto Centro Oeste. En el caso de la localidad de Coronda, para garantizar la provisión, se está distribuyendo agua en bidones suministrada por una planta de osmosis inversa portátil que aportó la provincia de Santa Fe.

  El agua que deberán tomar estos 13 poblados de las napas subterráneas es para consumo humano diario y cocción de alimentos. Para el resto de las tareas, como el aseo persona o limpieza domiciliaria, se podrá seguir utilizando el agua proveniente del acueducto.