El aforo dependerá de la capacidad del establecimiento y la espera podrá hacerse dentro del local, siempre que se respete el distanciamiento social. Las personas de riesgo tendrán prioridad durante toda la jornada.

  Sobre la base de la experiencia de las elecciones primarias y tratando de evitar nuevos errores, las autoridades electorales modificaron el protocolo que se utilizará en los comicios generales del próximo 14 de noviembre. La foto de las PASO mostró multitudes esperando fuera de los locales de votación y muchos electores desistiendo de participar por el fastidio y la molestia generada. En la práctica, las medidas para evitar aglomeraciones dentro de las escuelas redundó en grandes concentraciones fuera de ellas. Ahora, las nuevas disposiciones no plantean un tope en la cantidad de electores dentro de los locales como sí se había establecido para las primarias. En esa ocasión se permitían hasta siete personas por mesa habilitada. Ahora no habrá límites, o para mejor decir, el único elemento determinante será el distanciamiento social que se deberá respetar.

  Así lo explicó Magdalena Gutiérrez, secretaria electoral nacional delegación Santa Fe. "Sobre la base de la experiencia que tuvimos en las elecciones primarias, lo que se intentará en las generales es evitar las filas fuera de los establecimientos. Con ese objetivo y para que la gente no tenga que hacer largas esperas, se estableció que la cantidad de electores que pueda ingresar al establecimiento dependerá de la capacidad física del mismo. Es decir que serán los delegados de cada local quienes deberán determinar qué cantidad de personas podrá ingresar. El elemento determinante será el distanciamiento social, por lo tanto, podremos decir que será una elección más en los términos tradicionales y de pre pandemia, donde el elector busca la mesa de votación y hace la fila. El límite de las personas dentro de la escuela se establecerá en función del distanciamiento social que se tendrá que respetar", reiteró.

  Gutiérrez insistió en advertir que había sido el límite de las siete personas por mesa el elemento que generó la situación de descontrol en las inmediaciones de las escuelas. "Ahora, teniendo en cuenta que en la fecha prevista (14 de noviembre) ya vamos a tener seguramente temperaturas más altas y para evitar la incertidumbre de quienes esperan, lo que se propone es que el elector busque la mesa que le corresponde y espere en la fila para votar como se hacía siempre. El único cambio es que se tendrá que respetar el distanciamiento", volvió a decir.

  Otro de los cambios introducidos en el nuevo protocolo es que las personas con factores de riesgo tendrán prioridad para sufragar durante toda la jornada. En las primarias, se había establecido una franja horaria precisa – de 10.30 a 12.30. En estos nuevos comicios, podrán presentarse a votar en cualquier momento de la jornada y tendrán prioridad sobre el resto de los electores.

  "La idea – dijo la funcionaria- es evitar los errores que se cometieron; que todo sea más ágil y que el protocolo no termine desalentando la posibilidad de participar".

  Sí se mantendrán las medidas de cuidado sanitario como el barbijo y la sanitización. "Seguirá estando el facilitador sanitario que controlará el ingreso y egreso de personas. Y verificará que en el local de votación sólo estén los electores que correspondan a esa escuela. Se solicita que la persona vaya a votar sin compañía, excepto que sea imprescindible. La idea es que circule en la escuela sólo la gente necesaria y se recomienda que no se detengan las personas a conversar", comentó.

Autoridades

A diferencia de las elecciones primarias, Gutiérrez contó que también ha tenido mejor repercusión la convocatoria a las autoridades de mesa. Como se sabe, en septiembre, ése había sido uno de los problemas a sortear porque la mitad de los telegramas enviados habían sido desestimados. "En esta ocasión – contó-, ha habido una buena receptividad; fue positivo el aumento que se anunció para la remuneración de quien desarrolle esa tarea y a partir de ello, tuvimos hasta personas que llamaron a la Secretaría solicitando ser designadas como autoridad".

  En este caso, para quienes se hayan capacitado y hayan trabajado también en las elecciones de setiembre, recibirán seis mil pesos como pago.

Fuente: Diario “El Litoral” de Santa Fe.