En noviembre del año pasado el gobierno santafesino hizo llegar las especies para que se coloquen en la flamante Circunvalación. Sin embargo, nunca se realizó el trabajo. En el Concejo exigen respuestas y solicitan que se informe su destino. La intendencia nunca dio a conocer la situación. Por Rodrigo Pretto / Mirador Provincial y Bumernag News.

  La intención era su rápida implantación sobre la flamante Circunvalación que une Ruta N° Provincial 13 con Ruta Provincial N° 64, con el objetivo de formar una barrera forestal sobre el corredor vial. Foto:Mirador Provincial.La intención era su rápida implantación sobre la flamante Circunvalación que une Ruta N° Provincial 13 con Ruta Provincial N° 64, con el objetivo de formar una barrera forestal sobre el corredor vial.

  Una nueva preocupación comenzó a rodar hace tiempo en el Concejo de la ciudad de Sastre, cabecera del departamento San Martín. El cuerpo legislativo elevó una urgente consulta al Municipio mediante la cual requiere información precisa sobre el destino de 200 árboles que el gobierno santafesino envió en noviembre de 2021 y nunca se plantaron.

  “Tienen un valor incalculable para el medioambiente y el ecosistema”, sostuvo Sergio Balbi, edil justicialista, autor de la moción, y encargado de gestionar ante la Casa Gris el desembarco de las especies, en diálogo con Mirador Provincial. Desconocen su estado y sospechan que “se hayan secado por el tiempo transcurrido”. Desde el recinto ya pidieron respuestas a la intendencia, aunque nunca hubo una explicación sobre lo sucedido. Este medio realizó varias consultas ante el Palacio Municipal, sin obtener contestación alguna sobre ese tema.

  A través del Programa de Forestación y Parquización de Rutas y Accesos, el gobierno santafesino envió a la ciudad de Sastre un total de 200 árboles. La intención era su rápida implantación sobre la flamante Circunvalación que une Ruta N° Provincial 13 con Ruta Provincial N° 64, con el objetivo de formar una barrera forestal sobre el corredor vial. Sin embargo, a más de siete meses de su llegada no se sabe a ciencia cierta el destino de las especies. Incluso, jamás fueron colocadas en su lugar.

  Por eso, el concejal del Justicialismo sastrense presentó ante sus pares y consiguiendo la aprobación por unanimidad, un pedido de informe con la urgente respuesta del Ejecutivo para conocer el destino de las plantas. “Nunca fueron implantados hasta el día de hoy y el tiempo transcurrido imprime un riesgo para la subsistencia”, consideró Balbi.

  En el escrito, se le exige a la intendencia un detalle sobre el estado de los 200 árboles, información precisa del lugar y condiciones bajo las cuales están almacenadas dichas especies, los plazos que contempla para su implantación y una descripción del área del Municipio encargada de su cuidado y su encargado responsable.

  Esa no fue la única solicitud. Ante la falta de respuestas por parte del Ejecutivo local, el edil insistió con una Minuta de Comunicación exigiendo contestación alguna. El plazo que tenía la Municipalidad para dar a conocer el estado de situación venció en la noche de este último jueves. Y al recinto, nada llegó.

  El costo económico de las plantas arbóreas ronda los 0.000. Sin embargo, el valor va mucho más allá de lo monetario. “El precio de un árbol se puede monetizar a la hora de su adquisición, pero tiene un significado enorme para el medioambiente y debemos preservarlo de cualquier daño”, fustigó Balbi.

  Desde este medio se intentó buscar la respuesta oficial en reiteradas oportunidades, aunque nunca se logró obtener precisiones sobre el tema. A su vez, desde el cuerpo legislativo afirmaron que insistirán nuevamente con pedidos de informes hasta que el Municipio envíe una explicación.