"No hubo ningún contacto con el gobierno y por eso ratificamos la resolución en asamblea: paro de 48 horas, miércoles y jueves, con movilización provincial el miércoles", sostuvo Rodrigo Alonso, secretario General de Amsafé.

  Los docentes oficiales nucleados en Amsafé ratificaron la segunda semana consecutiva con medidas de fuerza en reclamo de la reapertura de la discusión salarial. La huelga de 48 horas estará acompañada por una movilización a realizarse el día miércoles, concentración que a la tarde de este lunes no tenía hora ni lugar definidos.

  Rodrigo Alonso, secretario General de Amsafé, le dijo a UNO: "No hubo ningún contacto con el gobierno y por eso ratificamos la resolución en asamblea: paro de 48 horas, miércoles y jueves, con movilización provincial el miércoles".

  Lejos de llegar a punto de encuentro, las posiciones entre el gobierno y los sindicatos siguen siendo antagónicas. Este lunes, el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, volvió a manifestar que no se adelantarán los tramos de aumento, ni la discusión salarial.

  En este contexto, el conflicto seguiría escalando aún más. Alonso apuntó: "La resolución de asamblea establece que una vez realizados los paros del 10 y el 11 va a haber una asamblea evaluativa para ver de qué manera continúa el plan de lucha".

  Y afirmó: "En caso de que nosotros no tengamos una convocatoria al ámbito paritario estaremos en asamblea nuevamente definiendo de qué manera vamos a continuar el plan de lucha"

  "¿Podría haber un recrudecimiento más sobre el conflicto que continúa?”, le preguntó UNO Santa Fe a Rodrigo Alonso. El titular de Amsafé respondió: "Es posible, sí. Si la posición del gobierno sigue siendo una posición intransigente, indudablemente que los docentes seguiremos el conflicto. ¿Quién es el responsable de solucionar el conflicto? Si hay un responsable, es un gobierno que lo único que hace es no escuchar a los trabajadores".

  "Destaco la contundencia del paro, el de 48 horas de la semana pasada y lo que va a ser la contundencia del paro de este miércoles y jueves, con un acatamiento total y una movilización multitudinaria".

  "Pido que el gobierno pueda leer el mensaje, el descontento que tenemos las trabajadoras y trabajadores, y que modifique esa posición tan intransigente que tiene. Que nos convoque a discutir de qué manera se mejora el salario".

  Dijo que "los reclamos son justos", y describió: "En los próximos días se va a dar a conocer el índice de inflación de julio. Ese porcentaje, más lo que ya tenemos del mes de junio, implica pérdida salarial".

  Y apuntó: "Lo que está sucediendo en la provincia de Santa Fe es un ajuste en materia salarial. Los trabajadores venimos perdiendo poder adquisitivo en una provincia que tiene recursos. No es una provincia quebrada, ni mucho menos. Lo que nosotros planteamos es que tiene que haber una convocatoria a paritarias para discutir el salario y para discutir las condiciones de trabajo y la política educativa".

  Dijo que el sindicato está "preocupado" porque el gobierno "está desconociendo un ámbito que es una ley; y que ha sido producto de los trabajadores. En diciembre de 2008 se hizo la ley de paritarias y tiene que ser el ámbito de discusión". Y remató: "No puede ser que las discusiones sean unilaterales. No puede ser que desde el gobierno de la provincia se tome la atribución de tomar definiciones sobre las condiciones de trabajo, sobre las políticas educativas, sin discutirlas con los trabajadores".