Se denomina "volquetes y contenedores" y fue elevado al Concejo Deliberante para su aprobación.

  El objetivo es preservar el estado y el orden de la vía pública, la seguridad de los peatones y de los conductores, la limpieza e higiene de la ciudad.

  También la relación con el sistema de desagües pluviales, estableciendo el uso de volquetes y/o contenedores al momento de depositar residuos especiales como escombros, elementos de demolición de obra, entre otros.