Además, el ejecutivo presiona para modificar la rotonda ubicada sobre el corredor vial y la intersección de la ruta 40S.

  Sobre fines del mes de enero, desde el Municipio se dio a conocer, a modo de novedad y producto de una nueva gestión, la posibilidad de colocar radares en ruta 13, más precisamente sobre el trayecto que comprende el radio urbano de nuestra ciudad.

  Así lo publicó y dio a conocer el propio Ejecutivo, a través del sito web oficial del Municipio, donde se señaló que: “El Observatorio Vial de la Agencia Provincial de Seguridad Vial visitó la ciudad para avanzar con las gestiones que realizó tiempo atrás el Intendente Fernando Almada junto a la Concejal Jesica Ledesma, sobre la colocación de radares en la Ruta 13 con el objetivo de reducir la velocidad de circulación en la zona urbana y además, un posible proyecto para la reestructuración de la rotonda”.

  Sin embargo, dicha iniciativa data al menos, desde el año 2015, momento en el cual se anunció exactamente lo mismo en torno a la posibilidad de implementar radares en ruta 13. Por aquel entonces, quien oficializó la noticia fue la Secretaria de Gobierno, Rosalía Taborda, quien ahora nuevamente aparece en la foto junto a funcionarios del observatorio de la Agencia de Seguridad Vial, abordando lo mismo que gestionó y no se ejecutó hace 3 años.

  En junio de 2015, en una entrevista realizada por este medio, Taborda se refirió a los radares señalando que: “Comenzamos a hablar con las autoridades de la Agencia de Seguridad Vial, para ver qué es lo que podíamos implementar y tras analizar la situación y contemplando el largo recorrido de Ruta que circunde a nuestra ciudad y sobre todo, basados en las estadísticas que reflejan un alto índice de accidentes, nos manifestaron que a priori, era viable la implementación de radares”.

  Además, por aquel entonces Taborda destacó: “Estamos en la etapa de cumplimentar con los requisitos para tal fin. Como primera medida formalizamos el pedido de instalación de radares, luego existe una especie de convenio, donde por ejemplo, se autoriza al Municipio, para que a través de sus Inspectores estén habilitados a realizar controles en Ruta”.

  En ese entonces, de acuerdo a lo que anunciaba el tema parecía estar avanzado a punto tal, que se hablaba de su mecanismo de funcionamiento: “La planificación y mecanismo de operación lo suministra la Agencia de Seguridad Vial. En función de diversos estudios, son ellos los que determinan la cantidad de radares, la ubicación y los límites de velocidad, sumado obviamente a otros requisitos, como ser señalización, demarcación y demás”.

Tres años después

Ahora pareciera ser que desde el Municipio se vuelve a la carga sobre el mismo proyecto, con el agregado de rever una posible reforma en la rotonda que une las rutas 13 y 40S, la cual obviamente está pésimamente mal diseñada y en algún momento deberá ser reformulada.

  Mientras que la implementación de los radares, ojalá que en esta oportunidad se pueda avanzar y que no sea sólo un anuncio y que con el paso del tiempo continúe siendo una promesa incumplida.

Fuente: “El Informativo Online”.