Los espectáculos estaban programados para el pasado domingo, pero las inclemencias del tiempo lo impidieron.

  Los 11 milímetros caídos en la vecina ciudad, sumados al notable descenso de la temperatura, fueron determinantes a la hora de tomar la decisión final y la actividad ya fue reprogramada para el sábado 24 de febrero.