El encuentro pasó a cuarto intermedio hasta la semana próxima. "Fue una buena reunión", dijeron los asistentes.

  Se realizó este martes la primera reunión paritaria de la administración central. El encuentro se desarrolló en el Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado y del mismo participaron el titular de esa cartera, Pablo Farías, el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, y los secretarios generales de los gremios UPCN, Jorge Molina, y ATE, Jorge Hoffmann.

  Al término del encuentro, Farías dijo que "fue una buena reunión, en un buen clima de diálogo con los representantes de los gremios" y agregó que en la misma "hablamos mucho de las posibles proyecciones que puede haber este año, la dificultad de prever la inflación y cómo se va a desenvolver la economía". Al respecto mencionó que "cada uno expresó su parecer y cómo pronostica la situación".

  "Hablamos de la situación y el estado de las cuentas en la provincia y también se recordó cómo llegamos al acuerdo paritario del año pasado: se valoró positivamente la clausula gatillo, por lo que es probable que este año esté también presente", agregó el ministro de Gobierno y Reforma del Estado.

  Saglione, por su parte, mencionó "el reconocimiento que hicieron ambos gremios de la pauta salarial que se otorgó en 2017" y subrayó que "se valoró la cláusula gatillo como mecanismo de salvaguarda del salario real de los trabajadores".

  "De cara a este ejercicio, el elemento que surgió es cómo compatibilizamos un objetivo que ambas partes perseguimos, y ese fue el mayor punto de entendimiento", dijo el titular de la cartera de Economía, en referencia a que "debemos procurar garantizar que el salario de los trabajadores no pierda poder adquisitivo a lo largo de 2018".

  "Tener contacto con los gremios y las inquietudes que plantean nos permite contar con insumos para hacer una estimación de la propuesta a realizar y convocarlos en los próximos días a una nueva reunión", concluyó Saglione.

Proceso de negociación

Molina señaló que la reunión se dio “en el marco del comienzo de un proceso de negociación”, e indicó que en ese sentido se tuvo “un avance, que es que tanto las organizaciones gremiales como el gobierno provincial coincidimos en la necesidad de encontrar mecanismos para mantener vigente la relación entre precios y salarios en la provincia; esto es algo que nos deja tranquilos”.

  El titular de UPCN indicó que “no se ha avanzado en un porcentaje concreto en cuanto a la política salarial, pero quedó el compromiso de que, durante la próxima semana, el gobierno nos va a convocar para ya empezar a analizar, no solo la actualización a través de una cláusula gatillo, sino propuestas concretas”.

  En tanto, Hoffmann hizo referencia a la negociación del 2017 y resaltó que “el salario de los trabajadores estuvo, gran parte del año, por encima de la pauta inflacionaria y es algo que estamos decididos a sostener, en función del porcentaje al que se arribe”. Del mismo modo, mencionó que, en caso de ser necesario, “que la cláusula gatillo opere lo más tarde posible, como sucedió este año”.